Apremiamos, al igual que los empresarios valdeorreses, la licitación de obras en la autovía A-76


Publica hoy el diario “La Región” un interesante reportaje del periodista José Cruz, que titula “Los empresarios apremian las obras de la autovía A-76” y subtitula “Preocupa que la reducción del suelo industrial rués afectado por el trazado no sirva para nada”

Reproduzco a continuación este trabajo en el que se recogen también mis opiniones:

“Los agentes sociales de Valdeorras apremian la construcción de la autovía A-76, que comunicará Ponferrada con Ourense. Es una reclamación que se arrastra desde hace varias décadas y que el Gobierno Central comenzó a atender allá por el año 2005 pero que aún no se tradujo en la licitación de la obra de ningún tramo.

 La presidenta de la Asociación Empresarial de Valdeorras (AEVA), Araceli Fernández del Palacio, no desconfía de que la infraestructura sea realidad algún día: “Hay que tener la esperanza de que se va a construir. Mucha gente la reclamó y llegará un momento en que saldrá. Es necesaria para la comarca. El problema es cuándo decidirá la Administración invertir. Nunca encuentran el dinero”. La portavoz empresarial añadió que, desde el sector, “seguiremos reclamando la A-76”. Sin embargo, en el colectivo de empresarios comienza a cundir el desánimo y cada vez son más los que dicen que no se hará realidad.

La preocupación del sector empresarial se disparó con la reducción que el trazado inicial de la futura autovía supuso para el polígono industrial de As Pedreiras, en A Rúa. Su afectación y la de la carretera N-120 redujeron a 117.913 los 242.053 metros cuadrados que habían sido proyectados. Entre los industriales crece el temor a que la comarca, además de quedarse sin autovía, pierda terrenos para ofrecer a las empresas.

En este sentido apuntan las últimas respuestas que el Gobierno central dio a preguntas de los diputados ourensanos del PP, Celso Delgado Arce y Ana Belén Vázquez Blanco.  En la referida al tramo O Barco-A Veiga de Cascallá, el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana explicó que el proyecto de trazado deberá tener que someterse a información pública a causa de una variación introducida en Biobra. El escrito, fechado en abril, finaliza  apuntando: “La prioriad absoluta actual del Gobierno es la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el covid-19”.

La prioridad argumentada es entendible, pero puede dar pie a la duda. “Van a utilizar la coartada de la crisis”, comentó Celso Delgado. Este diputado del PP consideró que “la obra pública es una palanca fundamental para reactivar la economía de España y los proyectos que están muy avanzados deberían ser prioritarios. Estamos reclamando que no se paralicen las licitaciones”, dijo.

Delgado Arce finalizó afirmando que “se necesita presión de la sociedad y clase política de Valdeorras” para que la necesaria autovía A-76 sea una realidad.

Derribadas tres casas para la circunvalación

Una obra que avanza con rapidez es la construcción de la carretera de circunvalación de O Barco de Valdeorras. Ayer, comenzó la demolición de las tres casas de la villa que están afectadas por la obra, unos trabajos que obligaron a cerrar un tramo de la carretera que comunica la avenida del Bierzo con la aldea de Vilobal. Esta pista es muy utilizada por los vecinos de la villa barquense para caminar, por lo que deberán utilizar otras rutas alternativas, según aconsejó la Policía Local. La infraestructura que comunicará las carreteras N-120 y N-536 supondrá una inversión superior a 47 millones de euros y eliminará el tráfico del sector de la pizarra del casco urbano barquense.

Alfredo García culpa al covid-19 de que la autovía “esté parada”

El alcalde socialista de O Barco de Valdeorras, Alfredo García Rodríguez, comentó que el Gobierno Central tendrá “parada” la A-76, debido a la pandemia del covid-19. En este sentido, apuntó que una reunión que iba a mantener con el Gobierno central hubo de ser pospuesta debido a la pandemia.

En referencia al problema surgido en A Rúa, con la reducción del suelo industrial, el regidor recordó que “la A-76 tiene trazado y fue aprobado en su día. A 50 metros de una carretera no puede haber construcción. Tampoco podemos hipotecar la carretera y después expropiar”, comentó.

El alcalde barquense esgrimió en apoyo de su tesis la afectación del Plan Hidrológico Miño-Sil 2016-2021, que obligó a anular dos de las fases diseñadas inicialmente. “Deberán buscar otra solución”, dijo Alfredo García, quien recordó que la Administración paró tres meses y ahora hay elecciones en Galicia"


En relación con mis opiniones, complementar que, en relación con el  tramo entre A Veiga de Cascallá- O Barco de Valdeorras , el Gobierno, ya el 3 de julio de 2019 contestó por escrito a una pregunta de este diputado, diciendo que tenía “previsto someter a la mayor brevedad el preceptivo trámite de información oficial y pública el enlace de acceso a Biobra”.


Casi un año después de esa respuesta, el Gobierno socialista acredita un abandono mayúsculo de esta autovía al no haber cumplimentado el sencillo trámite de someter a información pública este enlace. Y la razón es evidente, una decisión del MITMA de frenar en seco cualquier actuación en este Autiovía.


Y que conste que esta exasperante desidia y falta de compromiso del Ministerio de Fomento y de su Dirección General de Carreteras no estuvo afectada en modo alguno por la Crisis del Coronavirus que comenzó en marzo de 2020.

Los enormes retrasos que también afectan al tramo Villamartín de la Abadía-Requejo y al Requejo- A Veiga de Cascallá vienen produciéndose ya desde hace años.

Acompaño unos recientes enlaces de este Blog, que acreditan lo que digo:




Insisto en pedir encarecidamente a los socialistas valdeorreses encabezados por el de más prestigio, D. Alfredo García, que se pongan al frente de la reivindicación de la urgente licitación de los primeros tramos de la A.76 y no utilicen argumentos tan insostenibles como que la pandemia es la causa de los retrasos.

La crisis económica derivada de la pandemia, sin duda perjudicará a muchas inversiones programadas, pero no es de recibo que afecte a aquellas más necesarias y que llevan más tiempo de espera, como es la A-76.

E insisto, en que para relanzar la economía, una palanca fundamental debe ser la obra pública y por ello no podemos dejar de licitar actuaciones maduras como son dos de los proyectos de la A-76.

Valdeorras y El Bierzo, precisan de una comunicación del siglo XXI y no pueden seguir comunicándose por una carretera nacional 120 que en esos tramos está claramente superada.

Con la tecnología de Blogger.