Evidente desinterés del Gobierno en impulsar la licitación de obras en la autovía A-76 entre Ourense-Ponferrada

En pleno estado de alarma derivado de la pandemia del coronavirus COVID-19, toda la prioridad se centra en luchar contra la misma en el frente sanitario que está cobrando miles de vidas y en afrontar la enorme crisis económica ya presente y que será muy aguda y afectará a las vida privada de las personas, las empresas y por supuesto a las finanzas públicas.

En todo caso, con anterioridad a la aparición de esta pandemia en España este diputado venía realizando la habitual labor de control de la acción de Gobierno en relación con las infraestructuras ourensanas y muy en especial a las que afectan a Valdeorras, en concreto a la A-76.

Por ello muchos días antes de que ni tan siquiera sospecháramos la enorme incidencia de este terrible virus, formulamos el 26 de febrero de 2020, los diputados por Ourense del GPP, Celso Delgado y Ana Vázquez, dos preguntas escritas al Gobierno sobre la autovía Ourense-Ponferrada: 

¿Licitará en el presente año el Gobierno el contrato de alguno de los ¿Licitará en el presente año el Gobierno el contrato de alguno de los tramos de la autovía Ourense-Ponferrada A-76?

El 2 de abril de 2020 el Gobierno nos responde lo siguiente:

“En relación con el asunto interesado se señala que, para licitar los contratos de las obras de la A-76, en primer lugar deben aprobarse los proyectos.

El tramo “Villamartín de la Abadía- Requejo” (provincia de León) cuenta con el proyecto de trazado ya aprobado definitivamente y en fase de redacción del proyecto de construcción.  

Los tramos “Requejo-A Veiga de Cascallá” (León y Ourense) y “Enlace Monforte Este-Babela” (Lugo) están actualmente en fase de proyecto de trazado, requiriendo como siguiente hito la aprobación provisional y sometimiento a información pública de los mismos. 

En el tramo “A Veiga de Cascallá- O Barco de Valdeorras Este” (Ourense), con expediente de información pública del proyecto de trazado aprobado, es necesario un nuevo sometimiento a información pública a efectos de una modificación del enlace con la carretera N-120 y de acceso a Biobra, que se está redactando. 

En todo caso, se informa que la prioridad absoluta actual del Gobierno es la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, para lo que se declaró el estado de alarma el pasado día 14 de marzo.”

Comentarios a la respuesta:

No puede ser más decepcionante.

En relación con el  tramo entre “Villamartín de la Abadía- Requejo” el Gobierno nos vuelve a contestar exactamente lo mismo que el 3 de julio de 2019, que sigue “en fase de redacción del proyecto de construcción”. Casi 9 meses después no hay avances pese a que desde el 13 de febrero de 2019 este tramo tiene aprobado el proyecto de trazado.

En relación con el  tramo entre “A Veiga de Cascallá- O Barco de Valdeorras Este” el Gobierno el 3 de julio de 2019 nos había contestado por escrito que tenía “previsto someter a la mayor brevedad el preceptivo  trámite de información oficial y pública el enlace de acceso a Biobra”. Casi 9 meses después, el Gobierno acredita una desidia total al no haber cumplimentado el sencillo trámite de someter a información pública este enlace.

Y que conste que esta exasperante lentitud y falta de compromiso del Ministerio de Fomento y de su Dirección General de Carreteras no estuvo afectada en modo alguno por la Crisis del Coronavirus que comenzó en marzo de 2020.

¿Qué razones justifican la superación con creces del plazo contractual concedido a la empresa adjudicataria para la redacción del proyecto de trazado y construcción del tramo Requejo-A Veiga de Cascallá de la autovía Ourense-Ponferrada A-76?

El 30 de marzo de 2020 el Gobierno nos responde lo siguiente:

“En relación con el asunto interesado, se señala que, con fecha de 28 de abril de 2018, se firmó el contrato para la redacción del proyecto de trazado y construcción “Autovía A-76, Ponferrada-Ourense. Tramo: Requejo-A Veiga de Cascallá”.

Se trata de un tramo de gran complejidad, especialmente en cuanto a su elevado valor ambiental y la dificultad geotécnica de los terrenos afectados. El proyecto recoge 4 túneles, 3 falsos túneles y 8 viaductos, siendo necesaria la realización de un estudio geotécnico de gran envergadura.

La climatología del pasado otoño con intensas lluvias no ha favorecido la realización en campo de los sondeos y prospecciones geotécnicas, datos y análisis necesarios para poder realizar el proyecto. 

En todo caso, la prioridad absoluta actual del Gobierno es la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, para lo que se declaró el estado de alarma el pasado día 14 de marzo.”

Comentarios a la respuesta:

No puede ser  más decepcionante. El Ministerio de Fomento anunció el 8 de junio de 2017 que había adjudicado y formalizado el contrato de servicios de redacción del proyecto de trazado y construcción del tramo entre Requejo (León) y A Veiga de  Cascallá  (Ourense), por un importe de 1.847.823 euros. El plazo estimado para la redacción delos proyectos era de 18 meses, y finalizaba – salvo error – el 8 de diciembre de 2018.

En julio de 2019, el Gobierno nos contestó que “el proyecto se encuentra en redacción. El próximo trámite corresponderá a la aprobación provisional del proyecto de trazado y la incoación del correspondiente expediente de Información Pública”.

Pues bien, ahora nos contesta el Gobierno que la formalización del contrato se demoró hasta el 24 de abril de 2018. Partiendo de esa fecha el plazo de 18 meses habría vencido el 24 de octubre de 2019. 

Lo cierto es que han pasado seis meses más y la respuesta “no está finalizada la redacción, pués el otoño lluvioso no ha favorecido la realización en campo de los sondeos y prospecciones geotécnicas, datos y análisis necesarios para poder realizar el proyecto” es claramente decepcionante.

Nuevamente apreciamos una exasperante lentitud y falta de compromiso del Ministerio de Fomento y de su Dirección General de Carreteras, que no estuvo afectada en modo alguno por la Crisis del Coronavirus que comenzó en marzo de 2020.

Conclusión: Si en estos últimos 18 meses - sin problemas económicos de importancia - el Gobierno de Pedro Sanchez demostró un claro desinterés por impulsar esta autovía, resulta evidente que las consecuencias económicas del COVID-19  con toda seguridad influirán muy negativamente en los proyectos de inversión de obras publicas que aún no hayan sido licitadas. Y esta es uno de ellas.



Con la tecnología de Blogger.