Trece meses después de la declaración de urgencia, el MITMA aprueba el proyecto de trazado de “Mejora de la Seguridad Vial en la intersección de la N-525 en Ribela, Coles”

 

Difundió ayer el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) una nota dando cuenta de que “aprobó el expediente de información pública y definitivamente el proyecto de trazado de “Mejora de la Seguridad Vial en la intersección de Ribela. Construcción de un enlace y reordenación de accesos en la carretera N-525. km 244368. T.M. de Coles”, en la provincia de Ourense.”

Y que “próximamente, se publicará el correspondiente anuncio en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Este trámite permite continuar con la redacción del proyecto de construcción de esta obra presupuestada en 2,1 millones de euros.

El objeto del proyecto es la conversión en enlace a distinto nivel de la actual intersección de la carretera N-525 Benavente-Santiago de Compostela, que da acceso, a través de la carretera local OU-0552, a varias parroquias y aldeas al norte de Ourense, como Ribela y Sobral (término municipal de Coles). Además, se reordenan los accesos directos mediante una nueva vía de servicio en sentido Santiago.

Esta actuación se incluye dentro del programa de conservación y mantenimiento de la Red de Carreteras del Estado (RCE), a través del cual se han invertido 40 millones de euros desde junio de 2018 en la provincia de Ourense.

Características técnicas

En la intersección actual del km 244,368 de la N-525 están prohibidos mediante línea continua ciertos movimientos por falta de visibilidad, como el giro a la izquierda y el cruce desde Ribela a Sobral. Estos movimientos requieren de un cambio de sentido en los enlaces de O Viso y Gustei en la propia N-525.

Por otro lado, en las inmediaciones de la intersección existen una serie de accesos directos a la carretera N-525 desde naves adyacentes a la misma, en sentido Santiago.

Con la actuación proyectada, la intersección quedará sustituida por un nuevo enlace dotado de un paso inferior para la circulación entre Ribela y Sobral a través de la OU-0552, así como ramales de entrada y salida en la N-525 con carriles de aceleración y deceleración para permitir todos los movimientos entre ambas carreteras.

Además, se proyecta una vía de servicio en sentido Santiago, entre los km 244,000 y 244,860, que permite reordenar los accesos existentes y materializar su conexión al carril de vehículos lentos de la carretera a través de un único punto.”

COMENTARIO

Tenemos muchísimo interés en que esta mejora de seguridad vial, sea una realidad y por ello celebramos este anuncio, lo que no obsta pàra hacer estas puntualizaciones.

En el lugar del enlace el 28 de octubre de 2019
El 25 de agosto de 2020 el BOE publicó la resolución del  MITMA por la que aprobaba provisionalmente el proyecto de trazado, al tiempo que declaraba la urgencia del proyecto y ordenaba a la Demarcación de Carreteras del Estado en Galicia la incoación de un Trámite de Información Pública a efectos de la declaración de utilidad pública y la necesidad de urgente ocupación referidos a los bienes y derechos; y someter el proyecto al informe de los Organismos a los que pueda afectar y en todo caso, a la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil y la Diputación de Ourense.

En febrero de 2021 el MITMA respondiendo a una pregunta de los  diputados populares decía “que estaba pendiente el estudio de las alegaciones recibidas en el trámite de información al público y tras él se aprobará definitivamente el proyecto de trazado, y se procederá a completar la redacción del proyecto de construcción. Una vez aprobado éste, podrán licitarse las obras, en función de las disponibilidades presupuestarias y las priorización de actuaciones dentro de las partidas genéticas destinadas a Actuaciones de Conservación y Explotación”

En junio de 2021 el MITMA informaba en una respuesta parlamentaria de diputados socialistas que todavía estaba “pendiente la aprobación del proyecto de trazado y que con posterioridad debería ser redactado el proyecto de construcción que deberá ser supervisado y aprobado. Las obras, podrán ser licitadas, en función de las disponibilidades presupuestarias y las prioridades que se asignen

La realidad es que, pese a la declaración de urgencia, la Demarcación de Carreteras del Estado en Galicia invirtió nada menos que 13 meses en aprobar el expediente de información pública y definitivamente el proyecto de trazado, algo que no es para nada ejemplar.

Ahora esperaremos a la publicación del correspondiente anuncio en el BOE y urgimos al MITMA a que acelere la  continuación de  la redacción del proyecto de construcción, para que sea supervisado y aprobado sin más dilaciones y demoras injustificadas.

Recuerdo que en noviembre de 2016 – gobernando el Partido Popular-  finalizaron las obras de rehabilitación de firme de la N-525 en Coles incluyendo la señalización y balizamiento, y que desde aquella fecha los accidentes descendieron notablemente. Y que en 2017 el Ministerio de Fomento dio la orden de estudio de este enlace de Ribela que  sin duda reforzará mucho más la seguridad vial.

Con la tecnología de Blogger.