El MITMA anuncia la licitación del tramo Eirasvedras Quintela de la variante norte de Ourense, pero dota los PGE de 2022 con una pobre suma de 2 millones de euros

 

Ayer mismo el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) anunció la licitación del contrato de obras de la “Variante de Ourense. Tramo: Enlace de Eirasvedras con la N-120 en su p.k. 573,800 – Enlace de Quintela con la N-120 en su p.k. 572,000”, en la provincia de Ourense.

En mis preguntas de ayer en la Comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana el secretario General de Infraestructuras, Sergio Vázquez Torrón,  avanzó que lo remitía a la plataforma de contratación. Y lo hizo después de que yo le afeara que llevábamos 35 días esperando la publicación en el BOE desde que lo autorizó el Consejo de Ministros, el 7 de septiembre. 

Lo cierto es que a día de hoy nada aparece en el BOE.

Nuevamente el Gobierno nos recuerda en su nota que: “El presupuesto de licitación es de 34,31 millones de euros y sus Características Técnicas las siguientes:

El trazado de este primer tramo de 1,7 km de longitud de la variante norte de Ourense, que se integrará en la futura autovía A-56 entre Ourense y Lugo, tiene su origen en el entorno del actual enlace de Eirasvedras de la Autovía de las Rías Baixas (A-52), donde actualmente existen dos calzadas separadas de dos carriles por sentido en la N-120, enmarcándose en un entorno periurbano. 

Las dos calzadas de la variante norte de Ourense se proyectan conectando con las existentes, dando continuidad a los tráficos de la N-120 en ambos sentidos. El tramo finaliza en el enlace de Quintela, donde conecta de nuevo con la N-120 a la altura del núcleo de Tarascón (p.k. 572). En este punto, se ha proyectado una conexión provisional que permitirá completar este primer tramo y ponerlo en servicio, con independencia del segundo tramo de la variante norte de Ourense entre Quintela y A Casilla.”

En relación con este anuncio, decir que ayer conocimos que los PGE para 2022 sólo consignan para este tramo la cifra de 2 millones de euros, que es una cifra inferior en tres millones a la que estaba prevista en la hoja presupuestaria de los PGE 2021.  La consignación mínima exigible era de 5 millones.

Además el proyecto de PGE para 2022 sólo contempla para el siguiente tramo de la variante de Ourense, Quintela-A Casilla la pírrica suma de 100 mil euros, lo que acredita el nulo interés por sacar a licitación las obras de un proyecto que ya está finalizado.

Con la tecnología de Blogger.