Reunión con la presidenta de la Asociación de Empresarios de Valdeorras

 

Ayer tuvo lugar la asamblea general de la Confederación Empresarial de Ourense (CEO) en la que  además de otros temas se repasó estado de las infraestructuras en la provincia.

La presidenta Marisol Nóvoa, destacó la periodicidad de reuniones de la Comisión de Infraestructuras en las que hace un seguimiento en el cumplimiento de las actuaciones en curso o pendientes en la provincia. De las 8 reuniones mantenidas en el último año, dos de ellas fueron con la Conselleira del ramo en la Xunta.

Destacaron que la CEO continúa reclamando sin descanso las autovías que consigan vertebrar la provincia tanto hacia el norte (A-56 a Lugo) como hacia el este (A-76 a Ponferrada), dotando de mayor competitividad a las empresas.

Pues bien, precisamente ayer en mi viaje a O Barco de Valdeorras programé una cita en AEVA con la presidenta de la Asociación de Empresarios de Valdeorras, Araceli Fernández del Palacio que unas semanas antes fue reelegida para para continuar dos años más en la citada responsabilidad.

En el encuentro abordamos la situación presente de la economía y sus perspectivas de futuro.

Y por supuesto la problemática que afecta a la comarca de Valdeorras, en todos sus aspectos: pizarra, exportaciones, consumo, comercio, regulación, viticultura, empleo, innovación, telecomunicaciones, etc.

Abordamos el estado actual de las infraestructuras del Estado: la paralización de las obras de la circunvalación de O Barco, la penosa ralentización de los proyectos de los tramos de la autovía A-76, las carencias de la N-120 en lo que se refiere a reposición de firmes, carriles de adelantamiento y enlaces de acceso en A Rúa y Vilamartín de Valdeorras.

Igualmente hablamos sobre los muy deficientes y escasos servicios ferroviarios ofrecidos por RENFE desde O Barco, especialmente hasta Ourense y Vigo.

Sin duda una reunión interesante que se inscribe en la habitual comunicación que mantengo con AEVA, gran defensora desde hace muchos años de la economía y el progreso de Valdeorras.

Con la tecnología de Blogger.