Casado tacha de “radical” el futuro gobierno de Sánchez e Iglesias


Hoy de forma completamente imprevista Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firmaron en el Congreso de los Diputados un preacuerdo para conformar un Gobierno de coalición  tan solo 48 horas después de las elecciones del domingo. 

El documento afirma que el preacuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos es  “para conformar un Gobierno progresista de coalición que sitúe a España como referente de la protección de los derechos sociales en Europa, tal y como los ciudadanos han decidido en las urnas. Ambas formaciones comparten la importancia de asumir el compromiso en defensa de la libertad, la tolerancia y el respeto a los valores democráticos como guía de la acción de gobierno de acuerdo con lo que representa la mejor tradición europea. Los detalles del acuerdo se harán públicos en los próximos días.”

El Partido Popular tuvo conocimiento de lo sucedido mientras se celebraba el Comité Ejecutivo Nacional.

Finalizado el mismo, el presidente Pablo Casado:

Tachó de “radical” el futuro gobierno de Sánchez e Iglesias: “Para este viaje no hacían falta alforjas”, dijo para añadir: “Este acuerdo no ha acabado con el sueño de Sánchez, sino de millones de españoles”

Pidió que vuelva el “PSOE histórico y sensato y se vaya Sánchez. ¿Cómo va a salir del laberinto en el que se ha metido?, se preguntó.

Denunció que, en contra de su promesa, Sánchez no le ha llamó, 
asegurando que el PP ha estado “a la altura” y que su partido no va a ser partícipe de una investidura con un Gobierno radical. “Él ha elegido, no puede decir que no le ha quedado otra opción”

Incidió en que el PP está con los españoles para presentar una propuesta de futuro “alejada de extremismos”, independentistas y radicales de Podemos.

Aseguró que el PP “va a enarbolar una oposición firme y rotunda”. “Si este acuerdo no va bien, el PP está con los españoles para representar una alternativa de futuro alejado de extremismos”

Apostó por que la derecha y la izquierda caminen en paralelo y que se reconduzca una situación que el PSOE rompió en 2003 con los “cordones sanitarios”

Destacó que si Sánchez tiene capacidad de negociar un gobierno es porque no salió adelante la propuesta de España Suma, que hubiera ganado las elecciones con 118 escaños.

Lamentó que más de un millón de votos a Ciudadanos y Vox se hayan quedado sin representación en el Congreso de los Diputados.

Aseguró que solo se podía ganar uniendo el voto de centro derecha, al igual que sucedió en abril, y subrayó que el PP “se ha quedado solo en la defensa del orden constitucional”

Afirmó que el “proyecto del PP es incompatible con el programa de Sánchez”, que se basa en reeditar un gobierno con la izquierda radical.

Si desexa facer algún comentario poder enviar un correo a celso.delgado@congreso.es


Recibirá resposta
Con la tecnología de Blogger.