El PP pondrá en marcha todos los mecanismos parlamentarios necesarios para que "la dignidad vuelva al Gobierno de nuestro país"

La actualidad política nacional, está presidida esta semana por el anuncio del Gobierno que preside Pedro Sánchez de que cede al chantaje y acepta la utilización de “mediadores”, “relatores” o “coordinadores” para abrir una negociación del Gobierno con los independentistas de Cataluña. 

Responde a lo que el Sr. Torra solicitó por carta el pasado 26 de septiembre al Gobierno y a la comunidad internacional, en la que reclamaba el “inicio de una mediación sin pre-condiciones”, a la que seguirían los ”términos del referéndum”.

Frente a ese anuncio, el Partido Popular emitió una declaración en la que manifiesta:


“1. Ni la soberanía nacional ni la unidad de España se negocian, sino que se defienden. Nunca, bajo ninguna circunstancia, el Partido Popular va a admitir o consentir que el Gobierno de España sitúe mediadores entre el Estado de Derecho constitucional y el golpismo independentista.


2. Situar mediadores o relatores significa, en la práctica, poner en el mismo nivel de legitimidad el Estado de Derecho constitucional y la ruptura del mismo. Es, de facto, legitimar como admisibles las demandas separatistas. La libertad y la ley no se negocian y menos con intermediarios.


3. Establecer mediadores supone asumir la demanda de bilateralidad, constante en las exigencias independentistas, que buscan poner a España y a la Comunidad Autónoma de Cataluña como si fueran entidades políticas del mismo nivel.


4. Esta iniciativa del Gobierno de Pedro Sánchez, a pocos días de que el Tribunal Supremo comience a juzgar la ruptura del orden constitucional que se produjo en octubre de 2017, significa una puñalada por la espalda a la Justicia.


5. El Partido Popular se reafirma en lo que comparte con la mayoría de los españoles, incluidos una gran mayoría de catalanes: la vigencia de nuestra unidad nacional, de la Constitución y del imperio de la Ley, por encima de quienes pretenden romperlas mediante actos de rebelión, o mediante una negociación que equivale a una traición a España y a todos los españoles.”


Después de esta declaración el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, explicó que el PP pondrá en marcha todos los mecanismos parlamentarios necesarios para "que acabe esta ignominiosa actitud de desprecio a la soberanía nacional, a la unidad de España y a la legalidad".


Asimismo, tras la "lamentable" comparecencia en la que la vicepresidenta del Gobierno, en la que intentó justificar esta figura, el líder del PP emplazó a todos los españoles constitucionalistas a concentrarse el próximo domingo en Madrid ante "esta alta traición a España".


Pablo Casado explicó que el Grupo Popular en el Congreso de los Diputados  registró la petición de comparecencia de Pedro Sánchez, "con pocas esperanzas de que se sustancie en tiempo y forma, ya que viene despreciando a las Cortes, en especial al Senado pero también al Congreso, donde lleva sin comparecer desde la tercera semana de diciembre".


"El presidente del Gobierno es el mayor traidor que tiene ahora mismo nuestra propia legalidad. Lo que está pasando ahora en España es que el presidente del Gobierno está cometiendo un acto de felonía, está siendo un felón contra la propia continuidad histórica española y también contra la propia dignidad de un país que no puede verse chantajeado por aquellas fuerzas independentistas que lo que quieren es su propia destrucción", destacó.


Y ayer la portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Dolors Montserrat , registró la enmienda de totalidad del GPP a los Presupuestos Generales del Estado para 2019 del Gobierno de Pedro Sánchez por ser “el pago a la traición a España”.

En rueda de prensa señaló que “estos PGE son el pago económico a los independentistas, para que continúen rompiendo España, y es el pago económico al comunismo, para que saqueen a los españoles subiéndoles los impuestos”.

 Y todo ello, dijo Montserrat, “con el único objetivo de que Sánchez se mantenga unas semanas más en La Moncloa”. Además, añadió, “estos son unos Presupuestos falsos, como lo anticipó el PP y ahora han ido reconociendo todos los organismos independientes nacionales e internacionales”, por lo que aseguró que “lo que necesitan los españoles es que estos PGE sean rechazados”.

Denunció Montserrat “el pago político” que supone la constitución de una mesa de partidos políticos en Cataluña con un mediador para romper España. 

El único relator que necesita Sánchez y los españoles son las elecciones”, afirmó Dolors Montserrat, quien ha subrayado que “los españoles quieren votar y decir basta ya a la humillación a la que les somete Sánchez por sus cesiones a los independentistas”.

Un Pedro Sánchez, recordó, que “es cómplice de lo que está pasando en Cataluña porque ha abandonado el constitucionalismo, dando un giro de 180 grados”. Por ello, Dolors Montserrat le exigió que escuche al PP y “comparezca en el Congreso, aplique el artículo 155 y convoque elecciones ya”.


Con la tecnología de Blogger.