Medidas contra la lucha contra el tráfico ilícito de personas y mercancías en relación con las embarcaciones utilizadas



El Pleno del Congreso de los Diputados convalidó hoy con 331 votos el real decreto-ley 16/2018, de 26 de octubre, por el que se adoptan determinadas medidas de lucha contra el tráfico ilícito de personas y mercancías en relación con las embarcaciones utilizadas. La norma impulsada por el Gobierno tiene como objetivo declarar como "género prohibido" a las embarcaciones neumáticas y semirrígidas que sean susceptibles de ser utilizadas para el tráfico ilegal, tanto por su estructura y peso como por su potencia. Al ser declaradas como género prohibido las embarcaciones de este tipo podrán ser incautadas incluso si se encuentran en tierra y sin carga ilícita.
De esta forma, el Ejecutivo pretende dificultar las actividades de las mafias que operan en el litoral español, especialmente en la zona próxima a Gibraltar, ya que el uso "cada vez más habitual" de embarcaciones neumáticas de alta velocidad está relacionado, según el Gobierno, con el aumento del tráfico de drogas y de tabaco. Este tipo de embarcaciones también son utilizadas, cada vez más, para el transporte ilegal de personas desde las costas de África.
Además de facilitar el tráfico ilegal de sustancias y personas, estas embarcaciones suponen una amenaza para el tráfico marítimo por la alta velocidad que son capaces de alcanzar y por actuar a veces en la oscuridad y sin dispositivos de localización o señalización.
Las embarcaciones consideradas género prohibido serán aquellas cuyo casco sea mayor a 8 metros de eslora o las que tengan 8 metros o menos y una potencia máxima igual o superior a 150 kilovatios. También serán prohibidas las embarcaciones neumáticas diferentes a las descritas anteriormente cuando se acredite la existencia de "elementos o indicios racionales que pongan de manifiesto la intención de utilizarlas para cometer o para facilitar la comisión de un acto de contrabando". Se considera como indicios el no registrar o matricular la embarcación; la modificación significativa de partes del buque, especialmente cuando aumenten su potencia o autonomía; cuando se encuentren dobles fondos o espacios de carga no previstos o la manipulación de los sistemas visuales y de posicionamiento, entre otros.
Estas restricciones no afectarán a las embarcaciones adscritas a la defensa nacional y cuerpos de seguridad o de otros países que se encuentren legalmente en aguas españolas. Tampoco a las embarcaciones auxiliares que den servicio a una embarcación principal; las destinadas a salvamento y asistencia marítima; las destinadas a la navegación en ríos y lagos; las utilizadas para el ejercicio de actividades empresariales, deportivas, de investigación o formación y las de recreo destinadas a uso privado que cumplan los requisitos establecidos en materia de seguridad, técnicos y de comercialización.

En nombre del GPP intervino la diputada gaditana  García Pelayo Jurado, apoyando la ilegalización de las narcolanchas  que son un instrumento del que se valen las mafias del tráfico de drogas y del tráfico de personas.

Habló de la lucha contra los narcotraficantes que se viene librando en el  Campo de Gibraltar desde hace más de treinta años, por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los servicios de Vigilancia Aduanera.

Recordó que el Partido Popular, concretamente el Gobierno de España de Mariano Rajoy, se había comprometido a ilegalizar las narcolanchas y había iniciado los trabajos para esa ilegalización. Y que hoy estamos culminando la realización de una promesa del Partido Popular y del Gobierno de España del Partido Popular y unos trabajos que inició el citado Gobierno. 
Con la tecnología de Blogger.