Replicando al GP Ciudadanos: " El cronograma de la llegada de la AVE a Galicia no es un reclamo electoral es una necesidad inaplazable"

El pasado jueves en la Comisión de Fomento debatimos una Proposición no de ley del GP de Ciudadanos sobre refuerzo de la transparencia y seguridad en la planificación y puesta en servicio de líneas de alta velocidad, especialmente en la Comunidad Autónoma de Galicia


La defendió  Fernando Navarro, que dijo:

"El anterior ministro de Fomento se comprometió a que el AVE llegara en los plazos establecidos a Galicia manteniéndose el ramal Lugo-Ourense y estando pendiente del informe medioambiental para el ramal Vigo-Ourense, lo que significaría que el tramo Zamora-Ourense estuviera finalizado en sus actividades de obras e instalaciones en el último trimestre de 2019, estableciendo una funcionalidad en pruebas para esta fecha.

 Obviamente desde el Grupo Parlamentario Ciudadanos consideramos que las conexiones ferroviarias de alta velocidad con Galicia son vitales y de interés no solo para Galicia, sino para el conjunto de España, pero no podemos dejar de expresar nuestra inquietud ante que la agenda electoral acabe determinando el calendario de las obras, como por otra parte creemos que ocurre con cierta frecuencia. 

Ante la visión de la inversión en infraestructuras de transporte como un caramelo electoral, creemos que lo que hay que tener en cuenta una vez más es su utilidad social, su contribución a la cohesión y la vertebración territorial, pero además sus niveles de servicio. Esto incluye la fiabilidad, por supuesto, la comodidad y la puntualidad, pero, sobre todo, la seguridad.

 Con el objetivo de acabar con una política de infraestructuras orientada a colocar primero hitos muy formales pero sin lograr un auténtico servicio de garantías, presentamos esta PNL. Consideramos, para empezar, que la planificación, la priorización y los criterios de selección de las actuaciones en cuanto a sus obras o las acciones sobre las instalaciones y los servicios deben estar al alcance de la ciudadanía de forma clara. 

Esto implica a los dos primeros puntos de nuestra PNL. Por un lado, formular de una vez la estrategia indicativa -ya lo hemos pedido en otra PNL, lo repetimos en esta- y también transparencia; la transparencia es un valor esencial de cara al público. Los servicios deben estar al alcance de la ciudadanía de forma clara, transparente y permanentemente actualizada, tal y como realizan el resto de nuestros países vecinos de la Unión Europea. Y, por otro lado, haciendo cumplir el mandato legal existente exigido por el propio Gobierno anterior, a través de la ley y el reglamento del sector ferroviario vigentes.

Pero, además -y este sería el tercer punto- consideramos que dichas obras e instalaciones en las líneas de alta velocidad no deberían declararse completas ni producirse su paso a pruebas o su puesta en servicio si no se desarrollan en su totalidad, y a lo largo de su recorrido íntegro, las actuaciones y verificaciones en cuanto a instalaciones de seguridad y control de tráfico previstas desde su diseño en la imagen final, con el fin de minimizar cualquier tipo de riesgo en la conducción o marcha de los servicios y la supervisión de su material rodante. 

Conclusión, por otra parte, que resulta coincidente con los de la subcomisión técnica para la seguridad del sector formada al respecto del accidente de Santiago de Compostela por el propio Ministerio de Fomento.

Esta es, pues, nuestra PNL. Se nos han presentado enmiendas; creemos que nuestros dos primeros puntos están bien como están, pero hemos formulado una transacción con PP y PSOE de cara a la redacción del punto tres.
Muchas gracias."

Llegado mi turno intervine en nombre de GP Popular y defendiendo mi enmienda a la citada PNL dije:

"DELGADO ARCE: Con la venia, señoría.


Las proposiciones no de ley tienen su parte expositiva y su parte dispositiva. 

Es cierto que lo dispositivo es al final lo que vale, pero lo expositivo tiene su relevancia en la medida en que expresa cuál ha sido la idea de los promotores. Y cuando nosotros leímos la exposición de esta proposición nos sentimos un poco preocupados, e incluso debo decir un poco molestos, porque si bien es cierto que Ciudadanos es un partido que en su día no creyó en las inversiones para llevar la alta velocidad a Galicia y ha cambiado de posición cuando expresa que considera que es una infraestructura vital y de interés, sin embargo ha conseguido poner de relieve que los cronogramas que tenemos establecidos para la culminación de las obras son más bien un reclamo electoral, que lo hacemos por quedar bien.

Pues no, no lo hacemos por quedar bien, es que aquí, desde que este diputado se sienta en esta Comisión -y llevo como miembro de la misma desde el año 2000-, viene luchando, peleando e influyendo, desde la oposición o apoyando al Gobierno, para que esto sea una realidad. A la gran ciudad de Sevilla llegó el AVE hace veintiséis años, a la gran ciudad de Barcelona llegó el AVE hace diez años y a las ciudades de Galicia desde la meseta todavía no ha llegado la alta velocidad. Por eso, para mí que el cronograma de finalización de obras hasta Ourense a finales del 2019 sea una realidad es importante y no trabajo en clave electoral, trabajo en clave de a ver cuándo por fin disfrutamos de los servicios que otros tienen -de lo que yo me alegro-.

Respecto a que hacemos una política de hitos muy formales que no tienen traslación a los ciudadanos, mire, cuando a finales de 2018 llegue la alta velocidad a Pedralba de la Pradería, que es un pueblo de Zamora cerca de Sanabria, y se realicen después las pruebas y se ponga en servicio, todos los gallegos se ahorrarán treinta y cinco minutos de viaje. ¿Son estos hitos formales sin traslación a la sociedad? No. Lo creemos sinceramente, no trabajamos en clave electoral, trabajamos en clave servicio público, unos y otros, también mis compañeros de Galicia que están trabajando por este tema desde hace mucho tiempo.

Por otra parte, hemos visto en la redacción del tercer punto de su iniciativa una cierta confusión llena de requerimientos técnicos que venían a plantear como imposible la puesta en servicio de una línea si no se cumplían unos requisitos que aquí se especifican y que nos parecen demasiado prolijos, detallados  -este no es el lugar-. 

Hoy cualquier línea de alta velocidad que se quiera poner en servicio está necesariamente supervisada por un organismo independiente responsable de la seguridad estatal en las vías, la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria y es a ella a quien corresponde determinar cómo y de qué manera se pone en servicio una línea, cumpliendo las prescripciones, obviamente, de seguridad que nosotros ponemos por encima de todo, pero por otra parte haciendo operativos unos servicios que, como dije antes, llevamos tantos y tantos años demandando. Agradezco que se haya modificado ese punto tercero; los puntos primero y segundo los compartimos y esperamos que esto pueda salir aprobado por unanimidad de esta sesión."

Finalmente llegamos a un acuerdo en un texto transacionado que obtuvo 35 votos a favor y dos abstenciones.

Si desexa facer algún comentario poder enviar un correo celso.delgado@congreso.es

Recibirá resposta


Con la tecnología de Blogger.