En la última comparecencia de Luis de Guindos en el Congreso de los Diputados


Asisto esta mañana a la sesión de control del Pleno del Congreso de los Diputados en la que fue interpelado el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, que recientemente acaba de ser designado para el puesto de Vicepresidente primero del Banco Central Europeo.

Con el significado de que todo indica que era su última sesión de control en la Cámara Baja ya que el próximo lunes, día 26, tendrá lugar su comparecencia formal en la Comisión de Economía del Parlamento Europeo, y es previsible su inminente dimisión como ministro.

Todas las preguntas estuvieron relacionadas con la ciencia, la investigación y el desarrollo. De su brillante intervención destaco estas palabras:

Señoría, el cambio de modelo productivo ya lo tiene ahí. Hoy tiene datos, por ejemplo -seguro que lo ha mirado usted-, del índice de producción industrial o del índice de servicios de cierre del año pasado.

La producción industrial en España creció el año pasado en un 8 % y el número de pedidos creció por encima del 8. A diferencia de lo que ocurría con el anterior modelo productivo, que necesitaba un incremento del crédito del doble del crecimiento del PIB para generar empleo, eso ha cambiado y, en estos momentos, somos capaces de crecer por encima del 3 % con desapalancamiento.

Eso tiene que ver con que la inversión ya no se dedica al ladrillo, señoría, como ocurría hace diez o doce años; la inversión se dedica a otro tipo de finalidades.

España es hoy una economía productiva y es una economía competitiva, y eso tiene que ver muchísimo con el cambio de modelo productivo. Nunca habíamos tenido seis años de superávit continuo de corta corriente de balanza de pagos ni nuestro comercio exterior crecía al doble de lo que crece el comercio internacional.

Eso tiene que ver con el cambio de modelo productivo, es lo que hace que el modelo sea sostenible a futuro, señoría, y es lo que hace que España esté saliendo de la crisis.”

Le vuelvo a decir, señoría, que hace seis años España tenía una segunda recesión durante la crisis, destruía empleo a un ritmo de 700 000 puestos de trabajo, teníamos una situación de pérdida de competitividad, un sector financiero sin ningún tipo de credibilidad.

 Hoy la economía española crece prácticamente por cuarto a año consecutivo por encima del 3 %, crea medio millón de puestos de trabajo, las expectativas son completamente diferentes y lo reconoce todo el mundo, salvo usted -qué le vamos a hacer-, pero las estadísticas están ahí -mírelo usted-: sexto año consecutivo de superávit de cuenta corriente y balanza de pagos, una inflación por debajo del 1 %, recuperación intensa del empleo y sobre todo, señoría, se han puesto las bases para que este crecimiento continúe a futuro.

El futuro de la economía española es completamente diferente del que había hace cinco o seis años. No les den los méritos al Gobierno, dénselos a la sociedad española, al conjunto de los trabajadores y de los empresarios españoles, pero hoy la economía española es completamente diferente: hoy tenemos futuro, algo que no teníamos hace seis años.”

Finalizada su completa intervención tuve oportunidad de felicitarle personalmente por su encomiable trabajo en estos años en los que fue un ministro ejemplar entregado a la defensa de los intereses generales de España y sin duda el principal artífice de nuestra recuperación económica. 

Un ministro que además compareció con frecuencia en el Congreso - soy testigo de ello-  tanto en los malos con en los buenos momentos, siempre con profesionalidad, un talante conciliador y con un absoluto respeto y máxima responsabilidad.

Creo que el Banco Central Europeo va a tener un extraordinario vicepresidente y por ello le desee lo mejor en esta nueva responsabilidad.

Si desexa facer algún comentario poder enviar un correo a celso.delgado@congreso.es
Recibirá resposta

Con la tecnología de Blogger.