Debate sobre as competencias de salvamento marítimo e loita contra a contaminación mariña.

Intervín hoxe pola tarde no Pleno do Congreso no debate de toma en consideración dunha Proposición de Lei Orgánica do BNG relativa á transferencia á Comunidade Autónoma de Galicia das competencias en materia de salvamento marítimo e loita contra a contaminación mariña.

Somedtida a votación, foi rexeitada. Obtivo 42 votos a favor, 269 en contra y 1 abstención.

Este  é o link de acceso ao video da miña intervención e esta é a transcripción:




“Señora presidenta, señorías, fijo en nombre del Grupo Parlamentario Popular la posición sobre esta iniciativa de transferencia a la Comunidad Autónoma de Galicia de competencias en materia de salvamento marítimo y lucha contra la contaminación marina. 

Señora Pérez, nadie pone en duda la legitimidad de su grupo parlamentario para presentar cualquier clase de iniciativa, pero desde luego por la temática a que se refiere esta, que es transferir competencias a una comunidad autónoma, le pregunto: ¿No le parecería que debería haberla traído con apoyo o respaldo de la propia comunidad, amparada en un acuerdo parlamentario, bien del Parlamento de Galicia o de la Xunta de Galicia?


El Bloque Nacionalista Galego es una fuerza muy respetable, pero hoy tiene en el Parlamento de Galicia el 10 % de los votos. Creemos que para una materia tan importante como esta debería sumar más apoyos, pero, si no los trae, es simplemente porque no los tiene. Por lo tanto, señorías, hoy debatimos la posición de un partido político, no la posición de una comunidad autónoma.

Como bien decía el señor Román, este tema no es nuevo. Esta misma iniciativa se debatió en el Parlamento de Galicia en el mes de marzo de 2010 y fue rechazada; el Partido Socialista se abstuvo y el Partido Popular en Galicia votó en contra. En la legislatura autonómica en la que estamos esta iniciativa se registró en junio en el Parlamento de Galicia y aún no fue objeto de debate. ¿No les parecería razonable haber esperado a ver qué opina el Parlamento de Galicia sobre esta petición que ustedes traen?
También me gustaría recordarles algunos antecedentes. En Galicia desde 2005 a 2009 gobernó un bipartito, Partido Socialista-Bloque Nacionalista Galego, y las funciones de reclamación de las transferencias las tenía la vicepresidencia de la Xunta, entonces en manos del señor Quintana, del Bloque Nacionalista Galego.
 Pues bien, lo que se consiguió en esa legislatura fue exclusivamente la firma de un convenio de colaboración entre la Comunidad Autónoma de Galicia y el Gobierno central para cooperar en materia de salvamento marítimo. Fue un convenio que venía a renovar el que en 1991 había firmado el presidente Fraga; un buen convenio de cooperación que justamente aún hoy sigue vigente. Desde 2006 se abandonó por completo hasta 2009 la reivindicación por el Bloque Nacionalista de esta competencia cuando tenía funciones de gobierno en Galicia.

Después de estos antecedentes y ya que esto es una proposición de ley, por lo tanto una cuestión jurídica, les voy a dar los argumentos por los que nosotros no creemos que sea posible esta transferencia a la Comunidad. Desde el punto de vista constitucional es evidente que esta competencia de salvamento marítimo es de carácter estatal -está en el 149.1.20.ª de la Constitución- pero, cuando se desarrolla, por la Ley de Puertos, se enumera que dentro de la marina mercante está el salvamento de la vida humana en el mar, la limpieza de aguas marítimas, además de la prevención y la lucha de la contaminación del medio marino.
 El Estatuto de Autonomía de Galicia -nuestro Estatuto de Autonomía, señora Pérez- dice en su artículo 29.3 que la comunidad tiene competencia en materia de ejecución de la legislación del Estado en salvamento marítimo. Esto se refiere a las aguas territoriales que corresponden a nuestro litoral. 
Por otra parte, tampoco podemos desconocer la jurisprudencia del Tribunal Constitucional de la sentencia 40/1998, que ha considerado indubitable el título competencial estatal en materia de salvamento  marítimo, concretamente: que puede verse afectado, como la exigencia de una intervención inmediata motivada por situaciones de catástrofe o emergencia y que determinan que es necesario disponer por el Estado de potestades de tipo normativo o ejecutivo en materia de salvamento marítimo.

Por otra parte, no podemos dejar de señalar hoy aquí las dificultades que conllevaría la articulación de un traspaso de servicios a la Comunidad Autónoma de Galicia en el caso de que esta iniciativa fuera finalmente aprobada, porque los medios de la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (Sasemar) no están diseñados solamente para atender actuaciones en 12 millas, sino para prestar servicios en una zona de responsabilidad de búsqueda y salvamento marítimo internacionalmente aceptado que, como se ha dicho, tiene nada más y nada menos que 1,5 millones de kilómetros cuadrados. 
Esto es consecuencia de los mandatos que hemos asumido como consecuencia de haber suscrito el Convenio internacional de búsqueda y salvamento marítimo de 1979, el conocido como Convenio SAR. Por lo tanto, España tiene que colaborar internacionalmente en la lucha contra esta contaminación y en el salvamento marítimo, y no solamente en zonas españolas sino en otras limítrofes, como Francia, Reino Unido, Marruecos, Portugal e Italia.

Concluyendo, señorías, el salvamento marítimo no es susceptible de división administrativa, no se puede parcelar, porque los compromisos internacionales que tiene España obligan a mantener un coordinador nacional único en estas materias. Además, los medios que realizan tareas de salvamento marítimo son los que se utilizan también para la lucha contra la contaminación y asimismo es una competencia exclusiva de la Administración General del Estado.
Cabría preguntarse: Además de las razones jurídicas, ¿en Galicia estamos desasistidos de medios de salvamento marítimo?
Siempre se pueden tener más, pero realmente en este momento Salvamento Marítimo tiene en Galicia 1 buque polivalente de salvamento y lucha contra la contaminación, 2 remolcadores de salvamento, 1 guardamar, 7 salvamares, 1 avión, 2 helicópteros, una base estratégica y una base subacuática en Fene, tres centros de coordinación -uno en A Coruña, otro en Fisterra y otro en Vigo; el de Fisterra asume funciones en el dispositivo de separación del tráfico-, desde los que se coordinan las actuaciones de búsqueda, rescate, salvamento y lucha contra la contaminación en el ámbito geográfico asignado a cada uno de ellos.

Señorías, nosotros queremos también poner en valor en el hemiciclo del Congreso de los Diputados los medios que la Comunidad Autónoma de Galicia en el ejercicio de sus competencias estatutarias se ha dotado justamente en materia de salvamento marítimo. 
Por eso, ya desde 2004, hace ya diez años, se creó el servicio de guardacostas de Galicia -os Gardacostas de Galicia-, configurado como un servicio público, ya que dentro de las competencias que tiene atribuidas cumple con las funciones de inspección y vigilancia pesquera, las de control del medio marino, las de prevención y lucha contra la contaminación marina y salvamento marítimo, así como cualquiera otra que pueda encomendársele, atendiendo de esta manera de un modo eficaz a las demandas del sector pesquero y marisquero en esta materia.
 Es una ley autonómica que señala en su artículo 2 como principio básico ejercer su función con absoluto respeto a la Constitución española, al Estatuto de Autonomía y al resto del ordenamiento jurídico, y que establece en su disposición adicional segunda que el Gobierno gallego coordinará con la Administración del Estado los medios y la información en materia de seguridad y salvamento marítimo tanto en aguas interiores como en las exteriores de la comunidad autónoma. 
Quede claro, y muy claro -he escuchado aquí algunas informaciones que revelan un absoluto desconocimiento de la realidad del salvamento marítimo en Galicia-, que en Galicia hay una muy buena colaboración -yo diría ejemplar- en materia de salvamento y lucha contra la contaminación entre Salvamento Marítimo, dependiente del Ministerio de Fomento, y Guardacostas de la Xunta de Galicia. 
Existe una excelente coordinación, se hacen ejercicios periódicos conjuntos todo el año, se realizan reuniones periódicas de seguimiento, se ponen en común los protocolos a seguir, así como el conocimiento mutuo de equipos y medios disponibles, y a nivel operacional desde Sasemar se coordinan las operaciones y se disponen de los medios de la Xunta como si fueran del Estado. 
Cuando hay una emergencia, cuando hay una necesidad, nadie mira quién es el titular de la competencia; se mira es el servicio público que hay que prestar, el ciudadano que está en apuros y las personas que están en peligro.

Por todas estas razones, señorías, nosotros vamos a votar en contra de esta proposición de ley orgánica. No entendemos ni creemos que deba lanzarse un mensaje de que todo aquello que depende de la Administración del Estado contraviene el Estado autonómico.
Nosotros pensamos que el Estado es la Administración General del Estado, la Administración autonómica y la Administración local; por encima de las administraciones todo está orientado a una finalidad común: que nuestros ciudadanos estén mejor atendidos, especialmente las personas que están en el mar y que tantos peligros asumen todos los días y todas las noches.

Muchas gracias, señora presidenta”

Si desexa facer algún comentario poder enviar un correo a celso.delgado@congreso.es 
Recibirá resposta
Con la tecnología de Blogger.