Finaliza el debate de política general sobre el estado de la Nación


Hoy concluyó el Debate sobre el estado de la Nación.

Por parte de nuestro Grupo Parlamentario intervino nuestra portavoz Soraya Saénz de Santamaría que manifiestó que en España “no hay Gobierno ni proyecto”, por lo que “no hay razones para continuar la Legislatura”, al tiempo que señaló que el Debate se ha saldado con la “radiografía del fracaso” de Rodríguez Zapatero, que no es otra que un país con cinco millones de parados; un desempleo juvenil por encima del 45%; un millón trescientas mil familias con todos sus miembros en el paro; una inflación por encima del 3%; una deuda pública cercana a los setecientos mil millones de euros y una prima de riesgo que ha llegado a traspasar la barrera de los 300 puntos básicos. “Es el balance de un país sin Gobierno”, aseveró.

A continuación presentó nuestras quince Propuestas de Resolución que representan una alternativa completa para hacer frente a la crisis y que constituyen un Proyecto Político de las reformas que necesita España para recuperar la confianza y el crecimiento económico, a través de:

- La necesaria reforma de las Leyes de Estabilidad Presupuestaria para incorporar límites de gasto y endeudamiento para todas las Administraciones Públicas.

- Una estrategia de Austeridad y de Racionalización del funcionamiento de todas las Administraciones Públicas, para evitar gastos superfluos, eliminar burocracia y evitar duplicidades.

- Garantizar la sostenibilidad de los servicios públicos esenciales, mediante el cumplimiento de los acuerdos en materia de financiación autonómica y el impulso de un nuevo sistema de financiación local. En particular, para luchar contra la morosidad, recuperar de forma urgente la línea ICO Ayuntamientos para el pago a proveedores, que fue derogada

- Impulsar la reforma del sistema financiero, buscando el saneamiento y capitalización de nuestras entidades, a fin de recuperar el acceso al crédito de empresas y familias.

- Puesta en marcha de una Ley de Apoyo a los Emprendedores, con nuevos incentivos fiscales (desgravación de 3.000 euros por el primer trabajador), un sistema tributario más justo (pago del IVA en el momento del cobro de la factura) y nuevas formas de financiación.

- Aprobación de una Estrategia para la creación de empleo, especialmente en el ámbito juvenil, que apueste por la estabilidad en el empleo y una mayor flexibilidad interna en la empresa, con medidas concretas, como una reducción de hasta un 20% en las cotizaciones por contingencias profesionales de la Seguridad Social, así como mejores bonificaciones y un diseño de la Formación Profesional que permita fomentar la contratación de jóvenes.

- Puesta en marcha de Estrategia Nacional de Competitividad, que promueva la unidad de mercado, la independencia y profesionalidad de los Organismos Reguladores, la internacionalización de la economía y el fomento de la I+D+i, así como una política energética estable y que garantice la competitividad, y una política de infraestructuras coherente y eficiente.

- Entre los sectores productivos a los que se presta especial atención está el sector turístico, para el que se reclama un IVA superreducido del 4%, y el campo español, con especial atención a paliar las consecuencias de la crisis de la bacteria “E.coli”.

- La educación de calidad como base para el empleo, estableciendo un nuevo sistema nacional de acceso a la función docente y reconociendo por ley la autoridad del profesorado.

- El empleo es la base de la política social. En situaciones de crisis hay que atender de forma prioritaria a la inclusión social y a las necesidades de las familias más desfavorecidas, sin descuidar los servicios sanitarios y de dependencia. El Partido Popular aboga por un Pacto por la Sanidad a fin de garantizar la sostenibilidad del sistema. Defendemos también la necesidad de atender la situación de las familias con dificultades para hacer frente a sus cargas hipotecarias con medidas urgentes, en tanto la Subcomisión de Estudio de posibles cambios en el sistema hipotecario.

- El deterioro institucional que ha provocado el PSOE obliga a hacer un esfuerzo para recuperar la confianza en nuestras instituciones democráticas, con especial atención al refuerzo de la transparencia, el respeto al Parlamento y la cooperación interterritorial. El PP exige la aprobación de una Ley de Transparencia, el establecimiento de límites al derecho de veto a iniciativas parlamentarias por parte de Gobierno y la convocatoria urgente de la Conferencia de Presidentes. Asimismo, se reclama una política exterior consensuada, como instrumento para reforzar la posición de España en el mundo.

- Recuperar la confianza de los ciudadanos en las instituciones democráticas, exige también la defensa de la dignidad de las instituciones vascas y navarras y de las libertades de los ciudadanos. Por ello, el Partido Popular propone, desde la lealtad al Pacto antiterrorista, que el Gobierno extreme la vigilancia sobre la conducta y las manifestaciones de los representantes electos de Bildu a fin de evitar que utilicen las instituciones democráticas para continuar la estrategia marcada por ETA/Batasuna.

- Asimismo, conjuntamente con el Grupo Parlamentario Socialista, el Partido Popular ha presentado una Propuesta de Resolución sobre los principios que deben regir y los objetivos que deben alcanzarse en la negociación de las Perspectivas Financieras 2014-2020 (reforma del sistema de recursos propios y de las Políticas de Cohesión y Agraria Común), por parte del Gobierno.
Con la tecnología de Blogger.