La subida de las cotizaciones sociales acordada exclusivamente con los sindicatos porque pone en peligro la creación de empleo en nuestro país


Ayer conocimos que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones llegó a un acuerdo con los sindicatos, CCOO y UGT, para concretar el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) recogido en el acuerdo firmado el pasado 1 de julio dentro del primer bloque de la reforma de pensiones. Sin embargo ni CEOE ni CEPYME secundan este nuevo acuerdo que implica una importante subida de las cotizaciones para pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos.

A juicio del Partido Popular la subida de las cotizaciones sociales acordada exclusivamente con los sindicatos,  supone “un boomerang contra el propio sistema de pensiones porque pone en peligro la creación de empleo en nuestro país”, ya que aumenta los costes al trabajo, lo que se traduce en menos empleo y menos pensiones.

“El PP cree en políticas que, desde el crecimiento económico y la creación de empleo, garanticen que haya más cotizantes y así más recursos para las pensiones”, explicaba hoy nuestra portavoz Cuca Gamarra, quien considera que “este es el camino correcto para garantizar la sostenibilidad de las pensiones en nuestro país”

Se preguntaba quién va a contratar en nuestro país y quién va a crear empleo, “si se sigue endureciendo la legislación laboral y los costes laborales”. Al tiempo que resaltaba que los jóvenes españoles son los europeos con mayor tasa de paro, por lo que considera que lo que primero que hay que hacer son políticas que busquen la creación de empleo.

No es de recibo que el Gobierno adopte una reforma crucial de las pensiones dando a espaldas, una vez más, a quién genera empleo en el país: las empresas. Cambios legislativos de este callado exigen del apoyo de todos los actores económicos y de los grupos de la oposición para alcanzar el éxito.

Está en peligro la recuperación económica al tener que sufrir las empresas un incremento de los impuestos al trabajo, que ya sitúan a España entre los países con mayor carga fiscal.

Muchas empresas no están en la coyuntura de asumir más cargas: aun no dejaron atrás los efectos de la pandemia y están  sobrecargadas por los costes de producción, energéticos y la escasez de materias.

El nuevo mecanismo de equidad  intergeneracional no garantiza ni el equilibrio ni la  sostenibilidad del sistema, que precisará de medidas adicionales en el futuro.

El Banco de España ya alertó de que  indexar las pensiones al IPC disparará el gasto público.

Los expertos prevén una ínfima recaudación con la subida de cotizaciones, que afectará a la creación de empleo.

Demandamos una vez más garantías para la suficiencia de las pensiones y más información a los ciudadanos; y políticas de Estado que aboguen por un empleo estable de calidad, la mejor inversión para el futuro de las pensiones.

Con la tecnología de Blogger.