La CNMC supervisa la adaptación de los contratos de los consumidores tras la aplicación de los nuevos peajes eléctricos

 

La
Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) es el organismo que promueve y preserva el buen funcionamiento de todos los mercados en interés de los consumidores y de las empresas. 

Junto a las funciones de defensa de la competencia que se atribuyen íntegramente a la CNMC, este organismo ejerce funciones en determinados sectores y mercados regulados, donde la aplicación de la normativa de defensa de la competencia resulta insuficiente para garantizar la existencia de una competencia efectiva.

Estos sectores o ámbitos son: las comunicaciones electrónicas y la comunicación audiovisual; los mercados de la electricidad, de gas natural y de energías renovables; el sector postal, las tarifas aeroportuarias y el sector ferroviario.

Las funciones de la CNMC sobre los citados sectores comprenden la supervisión y el control, así como amplias funciones de resolución de conflictos.

Una de las mayores preocupaciones de estos meses de verano está siendo el enorme crecimiento del precio de la energía que alcanza récords históricos como el del día de hoy.

En este sentido, me consta el intenso trabajo que está desarrollando la CNM en la tarea de supervisión del funcionamiento y el grado de competencia en el mercado eléctrico, a nivel de mercado mayorista (MIBEL) y mercado minorista, así como la operación del sistema.

Y por ello es pertinente reseñar la información que ayer daba a conocer la CNMC en relación con la supervisión de los contratos de los consumidores tras la aplicación de los nuevos peajes de transporte y distribución de energía eléctrica.

Así a la vista del análisis realizado, la CNMC dice que “ha constatado que la gran mayoría de los comercializadores han trasladado adecuadamente la variación en los nuevos peajes. No obstante, existe un número de comercializadoras que además de la variación en el componente regulado (peajes), han incluido un incremento en el coste de la energía.

Con respecto a estos últimos casos, se ha constatado que, solo puntualmente, el comercializador ha informado de manera transparente y comprensible al cliente, mediante comunicación específica para esta cuestión, de la introducción de modificaciones más allá de las que corresponden al mero traslado de los componentes regulados, dando la posibilidad de rescisión del contrato sin penalización, todo ello de acuerdo con la normativa vigente.

En el resto de los casos no ha existido esa comunicación transparente a sus clientes informando sobre la actualización de precios realizada y han indicado incorrectamente que esta se ha realizado para recoger la variación de los componentes regulados.

Regularización de los importes

Por todo ello, la CNMC ha solicitado a estas comercializadoras que realicen las regularizaciones necesarias en los contratos de sus consumidores de forma que incluyan los precios correctos y, además, les informen de manera transparente.

En casos puntuales, el término de energía medio facturado llega a ser un 30% superior al que correspondería.

A la fecha de elaboración de este informe, muchas de estas comercializadoras ya están realizando dichas regularizaciones. En consecuencia, los consumidores deberían percibir la compensación equivalente por los precios que deberían haber abonado desde el 1 de junio.

Celebro estas actuaciones de la CNMC para la protección al consumidor que seguro que tendrán continuidad, pues forman parte de las líneas de trabajo de este organismo.

En este sentido quiero recordar las palabras que la presidenta de la CNMC, Cani Fernández pronunció en la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital, del Congreso de los Diputados el pasado 24 de marzo: "En cuanto a la energía, de manera agregada, en los sectores de electricidad y gas, la reducción de los peajes y cánones que pagan los consumidores para la retribución de las instalaciones de transporte y distribución, establecida de acuerdo con las metodologías aprobadas por la CNMC en sus Circulares supondrá un ahorro anual de entre 500 y 700 millones de euros, cada año, entre 2021 y 2026. Estas cifras no contemplan otros ahorros, como los 550 millones de euros estimados de la eficiencia de la discriminación horaria o los 120 millones de ahorro derivados de la detección de comportamientos no competitivos en el mercado mayorista. Además, gestionamos aproximadamente 18.000 millones de euros de la liquidación de las actividades reguladas en el sector eléctrico. 

http://www.celsodelgado.gal/2021/03/esta-tardecomparecio-la-presidenta-de.html


Con la tecnología de Blogger.