La Comisión Europea acuerda que la cláusula general de salvaguardia siga aplicándose en 2022


La Comisión Europea presentó ayer el paquete de primavera del Semestre Europeo, que se centra en proporcionar orientación presupuestaria a los Estados miembros mientras continúa el proceso de reapertura gradual de sus economías. Esta orientación tiene por objeto ayudar a los Estados miembros a reforzar su recuperación económica haciendo el mejor uso posible del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), el instrumento clave que es parte fundamental de NextGenerationEU. El Semestre Europeo se ha adaptado este año, dados los vínculos con los planes de recuperación y resiliencia de los Estados miembros, estableciendo las inversiones y reformas que financiará el MRR.

Orientaciones de política presupuestaria y continuación de la aplicación de la cláusula general de salvaguardia

La activación de la cláusula general de salvaguardia del Pacto de Estabilidad y Crecimiento en marzo de 2020 permitió a los Estados miembros reaccionar con rapidez y adoptar medidas de emergencia para atenuar las repercusiones económicas y sociales de la pandemia.

El 3 de marzo de 2021, la Comunicación de la Comisión sobre política presupuestaria aclaró que la decisión de desactivar la cláusula general de salvaguardia debería adoptarse basándose en una evaluación global de la situación de la economía según criterios cuantitativos, siendo el criterio clave el nivel de actividad económica en la UE comparado con los niveles anteriores a la crisis. Sobre la base de las previsiones económicas de primavera de 2021 de la Comisión, la cláusula general de salvaguardia seguirá aplicándose en 2022 y se espera que se desactive a partir de 2023.

La política presupuestaria en 2021 y 2022 tiene que seguir siendo expansiva. Los Estados miembros deben evitar una retirada prematura de la ayuda y hacer pleno uso de la financiación del MRR. La aplicación de inversiones y reformas en el marco del MRR contribuirá a apoyar la recuperación económica, fomentar un mayor potencial de crecimiento y empleo, reducir los desequilibrios y mejorar las finanzas públicas. En 2022, es conveniente que las políticas presupuestarias nacionales adquieran un mayor grado de diferenciación y que todos los Estados miembros mantengan las inversiones para apoyar la recuperación. Una vez que las condiciones lo permitan, los Estados miembros tienen que aplicar políticas para garantizar la sostenibilidad presupuestaria a medio plazo.

Informe del artículo 126, apartado 3, sobre el cumplimiento de los criterios de déficit y deuda del Tratado

La Comisión ha adoptado un informe de conformidad con el artículo 126, apartado 3, del Tratado de Funcionamiento de la UE (TFUE) para todos los Estados miembros de la UE, a excepción de Rumanía, que ya está sometida al componente corrector del Pacto. El objetivo del informe es evaluar el cumplimiento por parte de los Estados miembros de los criterios de déficit y deuda establecidos en el Tratado. El análisis muestra que Bulgaria, Dinamarca y Suecia cumplen el criterio de déficit y todos los demás Estados miembros no lo cumplen. Trece Estados miembros (Bélgica, Alemania, Grecia, España, Francia, Croacia, Italia, Chipre, Hungría, Austria, Portugal, Eslovenia y Finlandia) no cumplen el criterio de deuda.

La Comisión considera que, en esta fase, no debe tomarse una decisión sobre la inclusión de los Estados miembros en el procedimiento de déficit excesivo. En el caso de Rumanía, la Comisión recomienda actualizar su senda de ajuste presupuestario, con el objetivo de corregir su déficit excesivo en 2024.

Corregir los desequilibrios macroeconómicos

La Comisión ha detectado vulnerabilidades macroeconómicas relacionadas con desequilibrios y desequilibrios excesivos en los doce Estados miembros seleccionados para exámenes exhaustivos en el Informe sobre el Mecanismo de Alerta de 2021. Tres Estados miembros siguen registrando desequilibrios excesivos (Chipre, Grecia e Italia) y otros nueve experimentan desequilibrios (Alemania, Croacia, España, Francia, Irlanda, Países Bajos, Portugal, Rumanía y Suecia).

Se espera que la aplicación de las reformas y las inversiones en el marco del MRR ayude a afrontar los retos detectados en anteriores ciclos del Semestre y desempeñe un papel importante a la hora de abordar los desequilibrios macroeconómicos existentes.

Informe de supervisión reforzada e informes de supervisión posterior al programa

La Comisión ha adoptado el décimo informe de supervisión reforzada sobre Grecia. El informe concluye que, a pesar de las difíciles circunstancias originadas por la pandemia de COVID-19, Grecia ha adoptado las medidas necesarias para cumplir sus compromisos específicos.

La Comisión también ha adoptado los informes de supervisión postprograma relativos a ChipreEspañaIrlanda y Portugal. Los informes concluyen que las capacidades de reembolso de cada uno de los Estados miembros afectados siguen siendo sólidas.

Orientaciones para las políticas de empleo:

Las orientaciones en el ámbito del empleo establecen prioridades comunes para las políticas nacionales de empleo con el fin de hacerlas más integradoras y justas. Las orientaciones, adoptadas en octubre de 2020, se actualizaron para integrar la sostenibilidad medioambiental y la dimensión digital, reflejando la Comunicación «Una Europa social más fuerte para unas transiciones justas» e integrando los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. También se abordaron las consecuencias de la crisis de la COVID-19, proporcionando orientaciones específicas destinadas a atenuar el impacto social y en el empleo de la crisis.

Dado que siguen siendo pertinentes, la Comisión propone que se prorroguen las actuales orientaciones en el ámbito del empleo en 2021, haciendo hincapié en el papel de los nuevos objetivos principales de la UE establecidos con el Plan de Acción del pilar europeo de derechos sociales y las orientaciones políticas derivadas de la Cumbre Social de Oporto.

 

Con la tecnología de Blogger.