O Barco de Valdeorras reitera la reparación el panel de información de la estación

Publica hoy el diario La Región un reportaje del periodista Jose Cruz titulado “O Barco reclama el panel de información de la estación” . 


Dice lo siguiente: “El sistema de información de la estación de ferrocarril de O Barco de Valdeorras lleva meses sin funcionar. El panel electrónico lleva mucho tiempo averiado, generando el consiguiente malestar de los usuarios, que no pueden conseguir información de horarios y trenes. "Es una vergüenza", protestó ayer una vecina.


Esta circunstancia había sido trasladada al Gobierno central en diciembre del año pasado por el diputado del PP ourensano, Celso Delgado Arce. En una iniciativa suya y de la diputada Ana Vázquez Blanco, preguntaron: "¿Qué actuaciones urgentes adoptará Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) para solucionar las constantes averías de los sistemas de información (paneles, megafonía) en la estación de O Barco de Valdeorras, que están ocasionando enormes trastornos a los usuarios de ferrocarril?".


La respuesta de Madrid llegó en febrero y en ella, el Gobierno aseguró: "Adif está trabajando en cambiar los equipos que gestionan el sistema de información al viajero para solucionar el problema a lo largo del mes de febrero".


Esta nueva demora no gustó a los viajeros, pero tampoco al diputado popular, quien volvió a dirigirse al Gobierno el 17 de marzo mostrando su enfado porque "la situación de abandono de la estación de O Barco persiste, ni se repararon los paneles, que siguen pixelados y la megafonía no funciona. ¡Indigna ver cómo se incumple lo comprometido y cómo Adif maltrata a los uusarios del ferrocarril de Valdeorras!".


En su pregunta, el diputado ourensano preguntó por las razones que llevaron a los responsables de Adif a no cumplir los plazos anunciados y "sigue sin solucionar las averías de los sistemas de información, que están ocasionando enromes trastornos a los usuarios del ferrocarril".


Malestar por el cierre de la taquilla


El cierre de la taquilla de venta de billetes también está detrás del malestar de un sector de la población. La máquina expendedora de billetes sólo admite el uso de tarjetas, un sistema que aleja a la población de edad avanzada de la utilización del tren en sus desplazamientos, según quejas de usuarios.


A este malestar hay que añadir el generado por unas infraestructuras que apenas fueron mejoradas desde su construcción y provocan excesivos derrumbes de taludes.

También el mantenimiento de los vagones mereció alguna queja de los viajeros, con fallos en los lavabos, el reloj o la calefacción y protestas porque "el tren siempre llega tarde", según aseguraron fuentes de usuarios.”


Con la tecnología de Blogger.