El "Pacto Cajal" por la Sanidad que propone el Partido Popular


Como es ya conocido el Partido Popular ha planteado un pacto nacional por la  sanidad, denominado “Pacto Cajal, que contiene este decálogo


1- Creación de una Agencia Nacional para Coordinar el Sistema Sanitario. Dicha agencia tendría como representantes permanentes de las autonomías, bajo un mando del Ministerio de Sanidad, a las autoridades sanitarias, que no solo se tendrían que reunir en el Consejo Interterritorial sino también trabajar permanentemente por la salud pública. La Agencia contaría con una unidad específica de prevención y seguimiento de pandemias.

2- Refuerzo de personal y de las infraestructuras en lo concerniente a la atención primaria, creando corredores desde las urgencias hasta las áreas específicas de hospitalización de los afectados por alguna enfermedad infecciosa.

3- Creación de un pool nacional de profesionales sanitarios para que se puedan desplazar a las zonas en las que se necesita un refuerzo para combatir algún tipo de pandemia, así como clarificar la situación de los médicos MIR y que cuenten con más plazas. 

4- Plan COVID-19, no solo para el seguimiento de los enfermos que se han curado pero que puedan tener secuelas importantes, sino también para elaborar actuaciones que disminuyan las listas de espera, sobrecargadas al no poder atender a los enfermos de otras patologías por el colapso hospitalario. Asimismo, se propone calificar como enfermedad profesional a los sanitarios que han estado infectados y conceder una remuneración a aquellos que han fallecido, de acuerdo a la peligrosidad que han tenido

5- Potenciar la telemedicina y la digitalización del sistema sanitario.

6- Impulsar una sanidad exterior más cualificada, que tenga más recursos y con una reserva estratégica de material para cualquier otra pandemia.

7- Atención a los mayores en sus residencias o domicilios, teniendo en cuenta la cronicidad de las enfermedades y las pluripatologías. 

8- Refuerzo del presupuesto en I+D+I, y apuesta por la investigación nacional, sobre todo en aquellos centros que investigan sobre la búsqueda de tratamiento y vacuna del COVID. 

9- Coordinación legislativa en materia sanitaria para eliminar duplicidades y evitar recurrir a la excepcionalidad constitucional.

10- Establecer una financiación acorde y suficiente para todo el sistema sanitario, en el que se incluya potenciar los recursos humanos con un refuerzo en las plantillas, así como establecer una central de compras para abaratar la adquisición de material. Para ello es necesario disponer de un fondo de compensación sanitario o con ayudas procedentes de la UE. En este punto es importante reforzar los centros nacionales señeros en investigación y una especialización de los centros hospitalarios de las patologías más complejas. Es necesaria una decidida apuesta por la sanidad rural.

Con la tecnología de Blogger.