La EPA registra el peor dato desde 2013 sin contar los ERTE por la COVID-19 y la tasa de paro sube hasta el 14,41%


Difunde hoy el INE la EPA del primer trimestre de 2020, en la que se aprecia muy claramente los efectos de la declaración del estado de alarma por la COVID-19.


Si bien  los efectos del COVID-19 sólo se manifestaron desde la semana 11 de las 13 de referencia de este trimestre, varios aspectos de la encuesta se vieron según el INE afectados:

· La ocupación bajó en 285.600 personas en el primer trimestre. Pero hay que tener en cuenta que esta cifra no incluye a los afectados por un ERTE con suspensión de empleo que, según la metodología de la EPA, se consideran ocupados mientras dicha suspensión sea inferior a tres meses.

· En cambio, la suspensión o la reducción de jornada de los trabajadores afectados por un ERTE, junto con la influencia de otros tipos de ausencias al trabajo, sí tuvo reflejo en las horas efectivas de trabajo realizadas, que disminuyeron un 4,25% respecto al cuarto trimestre de 2019.

· Por su parte, el paro aumentó  en 121.000 personas. No obstante, es probable que muchos trabajadores que hayan perdido su empleo se hayan clasificado como inactivos (su número ha crecido en 257.500 este trimestre) debido a que no han podido cumplir con las condiciones de búsqueda de trabajo que la definición de paro de la EPA determina para que sean considerados parados.

El número de ocupados disminuye en 285.600 personas en el primer trimestre de 2020 respecto al trimestre anterior (un –1,43%) y se sitúa en 19.681.300.
En términos desestacionalizados la variación trimestral es del –0,41%.

El empleo creció en 210.100 personas (un 1,08%) en los 12 últimos meses.

 · La ocupación disminuye este trimestre en 5.400 personas en el sector público y en 280.300 en el privado. En los 12 últimos meses el empleo se incrementó en 175.800 personas en el sector privado y en 34.300 en el público.

· Los ocupados que trabajaron en la semana de referencia aumentan en 509.800 personas este trimestre. El paro parcial por razones técnicas o económicas o la suspensión por expediente de regulación de empleo son las principales razones que explican este incremento.

· Los asalariados disminuyen este trimestre en 286.000. Los que tienen contrato indefinido descienden en 30.700, mientras que los de contrato temporal se reducen en 255.300. En variación anual, el número de asalariados crece en 202.400 (el empleo indefinido aumenta en 293.500 personas, mientras que el temporal baja 91.100). El número de trabajadores por cuenta propia baja en 2.200 este trimestre y sube en 3.600 en los 12 últimos meses.

· La ocupación disminuye este trimestre en los Servicios (275.900 menos), en la Agricultura (–9.100) y en la Construcción (–6.200). En cambio, aumenta en la Industria en 5.600 personas. En el último año el empleo sube en los Servicios (207.900 más) y en la Industria (60.800), mientras que desciende en la Agricultura (–54.900) y en la Construcción (–3.600).

· La ocupación desciende en todas las comunidades autónomas. Las mayores bajadas se dan en Illes Balears (–67.100), Comunitat Valenciana (–32.100) y Andalucía (–28.900). El número de parados sube este trimestre en 121.000 personas (3,79%) y se sitúa en 3.313.000. En términos desestacionalizados la variación trimestral es del –0,36%. En los 12 últimos meses el paro ha disminuido en 41.300 personas (–1,23%).

 · La tasa de paro se sitúa en el 14,41%, lo que supone 63 centésimas más que en el trimestre anterior. En el último año esta tasa ha descendido en 29 centésimas.

· Por comunidades, el paro desciende en País Vasco (–4.500), Canarias (–2.100) y Comunidad Foral de Navarra (–1.900). Y crece en Illes Balears (49.200 parados más), Comunidad de Madrid (20.600) y Castilla – La Mancha (13.500).

 · El número de activos desciende este trimestre en 164.600, hasta 22.994.200. La tasa de actividad baja 55 centésimas y se sitúa en el 58,18%. Por su parte, el número de inactivos crece en 257.500.

Con la tecnología de Blogger.