El Gobierno debe dar certezas para la reapertura de locales y establecimientos con cita previa para la atención individual de los clientes


Ayer el Consejo de Ministros aprobó el denominado Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad” que pretende establecer “los principales parámetros e instrumentos para la adaptación del conjunto de la sociedad a la nueva normalidad, con las máximas garantías de seguridad, tras la crisis provocada por el COVID-19.”

Durante su comparecencia en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantuvo que “la desescalada será gradual, asimétrica y coordinada y que no se recuperará de golpe toda la actividad y la movilidad, sino que se hará en cuatro fases.“

En la actual fase preparatoria o fase cero, el presidente anunció que, además de la medidas proyectadas para que los menores salgan una hora a la calle y los adultos a hacer ejercicio, se incluye la apertura de locales y establecimientos con cita previa para la atención individual de los clientes, así como de los restaurantes con servicio de comida para llevar, sin consumo en el local.

A la vista de lo aprobado ayer en el Consejo de ministros, el pequeño comercio de proximidad y las peluquerías podrán abrir bajo medidas de seguridad desde el 11 de mayo; aunque bajo cita previa y de forma individual desde el próximo lunes 4.

Sin embargo no oímos ni media palabra sobre los protocolos de seguridad higiénico sanitarios que se le exigirán.

Se limitan a decir en un documento anexo que llaman “previsión orientativa” lo siguiente en relación con la fase “0”: “Apertura de locales y establecimientos con cita previa para la atención individual de los clientes. Estos locales deberán contar con mostrador, mampara o, cuando esto no sea posible, garantizar el máximo de protección individual. Se establecerá un horario de atención preferente para personas mayores de 65 años. Cuando el servicio profesional requiera tener contacto con el cliente será obligatorio el uso de medidas de protección como mascarilla o guantes.”

Me parecen claramente insuficientes  estas referencias.

El 17 de abril preguntaba este diputado al Gobierno ¿En el contexto de la crisis de la COVID-19 y pensando en la fecha de apertura al público de los establecimientos de peluquería, que medidas prepara el Gobierno para facilitarles un protocolo claro y completo así como medidas de protección  para realizar su trabajo garantizando su seguridad y la de sus clientes?

Y el 27 de abril decíamos al Gobierno que “consideramos urgente que el Gobierno apruebe unos protocolos claros y completos que determinen las medidas de seguridad exigibles para la reapertura de los comercios puesto que la implementación de dichas medidas no se puede improvisar y las empresas comerciales deben aprovisionarse de EPIS, material de desinfección, encargar mobiliario comercial para evitar contagios, etcétera”.

El 11 de abril de 2020 el Gobierno aprobó una guía de buenas prácticas en centros de trabajo para prevenir los contagios del COVID-19 abril coincidiendo con la reincorporación a sus centros de trabajo de aquellos trabajadores y trabajadoras de actividades no esenciales que no podían teletrabajar.

Desde aquella fecha no nos consta actualización alguna de esta guía ni que existan los protocolos específicos para actividades concretas cuya reapertura pueda tener lugar el próximo lunes. 

Esta mañana la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto avanzó en el Pleno del Congreso  que se está trabajando con las comunidades autónomas y agentes sociales para lanzar una guía de buenas prácticas para el sector comercial con medidas de protección para trabajadores y consumidores. 

Urgimos al Gobierno a que hoy mismo de a conocer esos protocolos ya que la incertidumbre que ha generado es enorme y la fecha de reapertura ya muy cercana.


Con la tecnología de Blogger.