En La Región: ”Averías y retrasos amenazan con dar el golpe definitivo al tren convencional”


Publica hoy el diario La Región una información de los periodistas E. Fernández Y P. Galán, titulada:”Averías y retrasos amenazan con dar el golpe definitivo al tren convencional”

Y subtitulada: Las escasas rutas que sobreviven en la provincia tras la supresión de servicios durante la crisis apenas son competitivas”

Como viene a incidir en el tema que llevamos denunciando desde hace semanas y que motivó el acto de protesta del pasado domingo en Monforte, y además recoge mi opinión lo reproduzco a continuación:

La sucesión de problemas técnicos y los retrasos casi diarios que soporta el tren convencional en la provincia, agravados en las últimas semanas, amenazan con asestar el golpe definitivo a estos servicios, que ya sufrieron un severo recorte durante la crisis eliminando rutas como que unía Ourense y Puebla de Sanabria(dejando automáticamente sin paradas a nueve estaciones) o la reducción de frecuencias en otras rutas que sí se mantienen en la actualidad (Vigo-Ourense-Monforte-O Barco-León, Carballiño-Ourense o Carballiño-Santiago), pero con menos alternativas para los usuarios y sujetas a una infinidad de contratiempos técnicos, pero también motivados por la escasa inversión realizada, tanto a nivel de material como de trabajadores.

El relato del arranque del año es terrorífico. En solo seis de los primeros 20 días no se ha registrado ninguna incidencia en el transporte ferroviario que cubre la provincia, según recoge el Twitter de Renfe en el que informa sobre estos hechos. Los viajeros de O Barco, los que más sufren las averías y posteriores retrasos. Este lunes mismo la línea Lugo-Ourense quedaba interceptada por la caída de un árbol. El fin de semana se saldó con la avería de un regional, que interrumpió la circulación entre Monforte y Ourense provocando retrasos de hasta cuatro horas y transbordos en autobús; y una incidencia técnica que retrasó 97minutos el Alvia que para en O Barco, A Rúa y Ourense. 

El 17 de enero, las limitaciones de velocidad retrasaron a los viajeros de Ourense, A Rúa y O Barco en el Alvia Pontevedra-Madrid. También los del Intercity de A Coruña (con paradas en Valdeorras) sufrieron la avería del tren por caída de un árbol. El 16 de enero se suprimió el Alvia Madrid-Pontevedra desde Ourense (plan de transporte por carrretera) por incidencia técnica. La circulación entre Ribadavia y Filgueira se interrumpió el mismo día durante más de tres horas. Antes, un Alvia se retrasaba para los pasajeros de O Barco. 14 de enero,  incidencia técnica en el Intercity que para en Ourense y O Barco. 13 de enero, otra incidencia técnica demora los trenes a la altura de Monforte.
El 12 de enero se interrumpió la circulación por la avería de un tren entre Freixedo y San Clodio. Casi una treintena de viajeros del tren regional que pasó por Ourense a las 16,40 horas con destino a Ponferrada quedaron "tirados" a menos de dos kilómetros de San Clodio (Lugo) a las 18,10 horas por una avería  a la que Renfe no dio respuesta hasta las 20,45. El 5 de enero, un Intercity circuló por Rubiá con media hora de retraso. El 2 de enero, nueva detención en Monforte. El 1 de enero, más demoras.

Más presión
"É unha vergoña, dannos o material máis vello e ademais non hai investimento, foi todo para o AVE, iso ten consecuencias. É como se nunha carretera só parcheas", se lamenta el portavoz ferroviario del sindicato CGT, Juan Francisco Sánchez, que pone como ejemplo también la escasez de maquinistas: "Cando hai poucos, a primeira liña que quitan é a de Carballiño-Ourense".
Su objetivo es hacer llegar a la Consellería de Infraestruturas una lista de las demandas de su sindicato en materia ferroviaria, que llevan reivindicando desde hace años sin noticias positivas. El departamento autonómico liderado por Ethel Vázquez ya tiene cita con Renfe para abordar la crisis de los servicios regionales en Galicia. El director xeral de Mobilidade, Ignacio Maestro, se reunirá el próximo lunes con el representante institucional de la operadora en Galicia, al que le demandará un plan de mantenimiento y modernización del material rodante, así como de la infraestructura.
"No podemos permitir lo que está sucediendo, los problemas que vemos son inconcebibles, las incidencias claman al cielo", critica la conselleira Ethel Vázquez.
Las iniciativas también llegarán al Congreso, a lo que se ha comprometido el parlamentario del PP Celso Delgado. "Hai un progresivo e alarmante deterioro do servizo ferroviario convencional, que se vén agravando dunha maneira crecente, prexudicándose gravemente ós usuarios", señala Delgado.
También se sumó a la oleada de críticas la diputada del Grupo Común da Esquerda Ánxeles Cuña, buscando que se refuerzen los servicios de proximidad. "Reivindicamos a necesidade de volver ao modelo do servizo ferroviario público que cubra as necesidades do rural", señaló Cuña, incidiendo en que "as queixas non son novas, pois o PP nunca elaborou ningún plan para paliar a degradación das liñas". 

Con la tecnología de Blogger.