Debate sobre movilidad ferroviaria

Esta tarde debatimos en el Pleno del Congreso la moción consecuencia de interpelación urgente del Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, sobre “el derecho a la movilidad y el transporte público, por el desarrollo y sostenibilidad de una red de ferrocarril público, ecológico, social y de calidad para una mejor competitividad, vertebración y cohesión social en nuestro país, y en particular para conocer la orientación que pretende darle el Gobierno al sector público ferroviario en el marco de los cambios regulatorios y del avance de la logística y el transporte como áreas estratégicas de la economía”. 

Una moción que defendió el diputado sevillano Sergio Pascual.

En el debate defendí la posición del Grupo Parlamentario Popular y estas fueron mis palabras:

“Señora presidenta, señorías, señor Pascual, no vamos a apoyar su megamoción, con la que discrepamos en muchos apartados y, sobre todo, en la filosofía, en la ideología que está detrás de la misma y que usted ha expresado aquí sucintamente, pero que el otro día manifestó con más profusión en la interpelación. 

Señor Pascual, no compartimos esa visión negativa, casi catastrófica de la situación de la movilidad en nuestro país. España está en el puesto décimo de todo el mundo en el ranking de competitividad global, y a nivel europeo y por la calidad de sus infraestructuras figura en cuarto lugar, solo superada por Francia, Holanda y Suiza. Es decir, somos un país pionero en cuanto a movilidad y así se nos reconoce. 

En ferrocarril, en España hemos alcanzado, en 2017, nada menos que 488 millones de viajeros y 19,6 millones de toneladas de mercancías. Renfe-Viajeros transportó en el año 2017 nada menos que 16,5 millones más que en el año 2016. 

Todas estas cifras y la posición en este ranking internacional se han producido sin que Podemos haya estado nunca al frente de los Gobiernos de España. Han sido Gobiernos alternos del Partido Popular y del Partido Socialista con alianzas; es mérito de la sociedad española, es mérito de los trabajadores del Grupo Fomento y es mérito de las empresas españolas del sector, a las que usted ha denigrado, a las que ha acusado de connivencias ocultas con el poder político y a las que ha tildado de empresas poco fiables, y eso no es justo. También ha sido así gracias a los responsables políticos de este país de un signo político y de otro, a ministras como Ana Pastor, a ministros como Iñigo de la Serna y como otros que le precedieron. 

Esto es una obra de todos. Mire, usted plantea una megamoción que es en realidad un plan de movilidad. Este país no ha hecho las obras de una manera aislada, las ha hecho conforme a unas planificaciones, y la que está vigente en este país es el Pitvi 2012-2024, que ha movilizado ya más de 75000 millones de euros. 

Señor Pascual, nosotros hemos dejado unos Presupuestos Generales del Estado aprobados, los que ustedes están disfrutando y de los que, apoyando al Gobierno socialista, se están beneficiando. Y no son unos presupuestos raquíticos, son unos presupuestos inversores muy importantes, que en este año dedican más de 9000 millones de euros a inversión y que al modo ferroviario dedican el 48% de esta cifra, 4286 millones de euros, de los que el sector ferroviario se va a beneficiar claramente. 

Usted ha calificado de catastrófica la situación de las cercanías y eso es simplemente injusto, porque no puede hablarse de un sistema catastrófico que transporta a 424 millones de usuarios y que tiene unas fuertes inversiones que han crecido nada menos que un 54% más que en el año 2017. 

Habla usted de la alta velocidad. Usted ha ocultado hoy en la moción que ha presentado sus intenciones en relación con la alta velocidad, pero las explicitó en la interpelación y las tienen ustedes explicitadas en una proposición no de ley que registraron el 20 de septiembre de este año.

Ustedes proponen una moratoria de las líneas de alta velocidad en este país y proponen una reformulación de las que están en curso para convertirse en líneas de altas prestaciones. Y yo le digo que nosotros no creemos en un modelo en el que haya una gente de primera y otra gente de segunda. 

Me duele especialmente que sea un diputado de una provincia que recibió la alta velocidad en España hace veintiséis años el que justamente pretenda que gallegos, que asturianos, que extremeños, quedemos en otro nivel. ¿Es que a usted le molesta la solidaridad? ¿Es que a usted le molesta la cohesión territorial? ¿Por qué esta doble velocidad?

Y hágaselo mirar. Me gustaría saber si sus aliados del Grupo Parlamentario Confederal, en concreto En Marea, defendiendo este tipo de postulados, están informados de cuáles son sus pretensiones. 

Termino, presidenta. Nosotros defendemos las obligaciones de servicio público, y las defendemos porque creemos que tenemos que seguir subvencionando las líneas de cercanías, las líneas convencionales y las líneas de ancho métrico, y por eso estamos también dedicando unos fortísimos recursos presupuestarios en este presupuesto de 2018 que, como dije, hemos dejado aprobado. 

El Partido Popular cree en una política de infraestructuras que vertebre territorialmente el país, que lo cohesione, que proporcione igualdad de oportunidades, y lo hacemos desde una política económica que, para sostener todo esto que acabo de explicar, crea riqueza y crea empleo. Es muy fácil venir a la tribuna y proponer un gasto desmedido de todo (rumores) y ni una sola palabra de cómo se obtienen los recursos públicos para sostenerlo. Nada más y muchas gracias, señora presidenta.”

Fue sometido a votación un texto transacionado, que fue aprobado por 203 votos, obteniendo en contra, 132 y 5 abstenciones.





Con la tecnología de Blogger.