Rajoy:"Aparcar las diferencias nos hacen grandes y fuertes contra los asesinos"

Hoy tras el Consejo de Ministros compareció el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy que se refirió al atentado terrorista de Barcelona y dijo:


El balance provisional es de 15 personas asesinadas: 13 en Las Ramblas, un joven asesinado en la huida del terrorista y una mujer en Cambrils.

Permanecen ingresadas 27 personas. Están en las mejores manos y confiamos en su plena recuperación.


Con lo que se refiere a la célula terrorista, y con prevención, podemos decir que el núcleo básico ha sido completamente desarticulado en apenas 100 horas. Ello dice mucho de la capacidad y preparación de los Mossos, a quienes junto a los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado quiero felicitar una vez más.


La investigación que dirige la Audiencia Nacional irá desgranando todos los elementos que se encuentran detrás de estos atentados.


La investigación estará centralizada en el CICO (Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado). Esta investigación contará con la eficacia de nuestros agentes y con la cooperación de los países amigos y socios.


Quiero agradecer a todas las personas que se han volcado estos días para atender a las víctimas y desarticular al comando responsable del atentado. A todos, y sin excepción: Mossos, agentes de la Guardia Urbana y Policía Local de tantos pueblos de Cataluña, Policía Nacional, Guardia Civil y los Servicios de Inteligencia, que han colaborado desde el primer minuto de las investigaciones para que llegaran a buen término. Además, a los Servicios Sanitarios y Protección Civil, a los ciudadanos de Barcelona y de toda Cataluña.


Quiero reconocer desde aquí el esfuerzo que han hecho los medios de comunicación para informar al conjunto de la sociedad.


Quiero también hacer un reconocimiento expreso a la Corona y su reacción inmediata ante los hechos. La presencia de los Reyes han permitido trasladar a Barcelona y a toda Cataluña los sentimientos de solidaridad, duelo y cariño de toda España para con los afectados.


Quiero destacar que en la misma tarde del jueves, se activaron todos los protocolos de actuación entre las diferentes Administraciones competentes: investigación de los hechos y atención a las víctimas. Hubo una coordinación fluida y constante, tanto en el nivel de decisión política como en el nivel técnico de responsabilidades policiales.


Rajoy relata cronológicamente las reuniones y actuaciones llevadas a cabo por él mismo y por cada uno de los miembros del Ejecutivo, también los encuentros con miembros de la Generalitat.

Como recordé la misma noche de los atentados, no es la primera vez que sufrimos el ataque del terrorismo, algunos golpes como este, y algunos más terribles. Pero sabemos que a los terroristas se les vence.

Durante más de 13 años nuestras Fuerzas de Seguridad han conseguido evitar atentados de esta naturaleza. Nuestras Fuerzas y Servicios de Inteligencia han detectado y detenido a casi 800 personas, 246 operaciones antiterroristas en España. Eso es un mérito de nuestras Fuerzas de Seguridad que todos debemos reconocer.


Las Fuerzas de Seguridad, todas, sin excepción alguna, cuentan con nuestro apoyo. Son la base de nuestra respuesta, como también lo son jueces y fiscales. Todos ellos deben contar con los mejores instrumentos legales.


En España hemos revisado nuestro Código Penal en dos ocasiones. Si es necesario, volveremos a hacerlo en el futuro. Los terroristas modifican sus comportamientos, y nosotros debemos hacerlo siempre.


Nunca hay descanso en esta tarea. Por eso es tan importante la unidad. Aparcar las diferencias nos hacen grandes y fuertes contra los asesinos. La unidad provoca la desesperanza de los criminales; y la merecen las víctimas, la quieren los ciudadanos y evita que las sociedades se desestabilicen cuando existen este tipo de ataques.

Por todo ello, quiero reiterar el llamamiento que hizo el ministro de Interior al conjunto de fuerzas políticas que no son firmantes del pacto antiterrorista. La unidad debe ser más que una foto de dolor compartida, debe dotar a los Fuerzas de Seguridad, a los fiscales y a los jueces de los instrumentos necesarios para combatir el terrorismo.

La coordinación policial e institucional y la unidad política se complementan con un tercero, la imprescindible cooperación internacional. Son los instrumentos más eficaces para combatir a los terroristas.

Barcelona es un elemento más en la secuencias de ataques a Europa.
España ha venido haciendo aportaciones a este debate con una filosofía: estamos ante una amenaza global que exige respuesta global.

Hemos vivido momentos de enorme dolor. En esas dificultades, Barcelona, Cataluña y el resto de España han dado lo mejor de sí mismas, con serenidad, aplomo, eficacidad y solidaridad.

La prioridad sigue siendo la atención a las víctimas y recuperar cuanto antes la tranquilidad ciudadana.

Tiempo habrá de analizar con detalles los pormenores de los atentados. Las conclusiones de esta minuciosa investigación judicial nos aportarán datos para mejorar la lucha contra el terrorismo y prevenir nuevos atentados.

Estamos unidos en el dolor y en la voluntad de hacer frente a esta amenaza. No es el momento de pasar página, sino de seguir firmes en la respuesta que merecen las víctimas y el conjunto de la sociedad.

Quiero animar a todo el mundo a participar en la manifestación de Barcelona. Volveremos a dar un mensaje claro de unidad y de repulsa al terrorismo y de amor a la ciudad de Barcelona. Sin duda, más pronto que tarde, Las Ramblas volverán a ser lo que Lorca definió “La calle más alegre del mundo, la calle donde viven juntas a la vez las cuatro estaciones del año, la única calle de la tierra que yo desearía que no se acabara nunca, rica en sonidos, abundante de brisas, hermosa de encuentros, antigua de sangre: Rambla de Barcelona”.

El balance provisional es de 15 personas asesinadas: 13 en Las Ramblas, un joven asesinado en la huida del terrorista y una mujer en Cambrils.

Permanecen ingresadas 27 personas. Están en las mejores manos y confiamos en su plena recuperación.

Con lo que se refiere a la célula terrorista, y con prevención, podemos decir que el núcleo básico ha sido completamente desarticulado en apenas 100 horas. Ello dice mucho de la capacidad y preparación de los Mossos, a quienes junto a los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado quiero felicitar una vez más.

La investigación que dirige la Audiencia Nacional irá desgranando todos los elementos que se encuentran detrás de estos atentados.

La investigación estará centralizada en el CICO (Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado). Esta investigación contará con la eficacia de nuestros agentes y con la cooperación de los países amigos y socios.

Quiero agradecer a todas las personas que se han volcado estos días para atender a las víctimas y desarticular al comando responsable del atentado. A todos, y sin excepción: Mossos, agentes de la Guardia Urbana y Policía Local de tantos pueblos de Cataluña, Policía Nacional, Guardia Civil y los Servicios de Inteligencia, que han colaborado desde el primer minuto de las investigaciones para que llegaran a buen término. Además, a los Servicios Sanitarios y Protección Civil, a los ciudadanos de Barcelona y de toda Cataluña.

Quiero reconocer desde aquí el esfuerzo que han hecho los medios de comunicación para informar al conjunto de la sociedad.

Quiero también hacer un reconocimiento expreso a la Corona y su reacción inmediata ante los hechos. La presencia de los Reyes han permitido trasladar a Barcelona y a toda Cataluña los sentimientos de solidaridad, duelo y cariño de toda España para con los afectados.

Quiero destacar que en la misma tarde del jueves, se activaron todos los protocolos de actuación entre las diferentes Administraciones competentes: investigación de los hechos y atención a las víctimas. Hubo una coordinación fluida y constante, tanto en el nivel de decisión política como en el nivel técnico de responsabilidades policiales.

Rajoy relata cronológicamente las reuniones y actuaciones llevadas a cabo por él mismo y por cada uno de los miembros del Ejecutivo, también los encuentros con miembros de la Generalitat.

Como recordé la misma noche de los atentados, no es la primera vez que sufrimos el ataque del terrorismo, algunos golpes como este, y algunos más terribles. Pero sabemos que a los terroristas se les vence.

Durante más de 13 años nuestras Fuerzas de Seguridad han conseguido evitar atentados de esta naturaleza. Nuestras Fuerzas y Servicios de Inteligencia han detectado y detenido a casi 800 personas, 246 operaciones antiterroristas en España. Eso es un mérito de nuestras Fuerzas de Seguridad que todos debemos reconocer.

Las Fuerzas de Seguridad, todas, sin excepción alguna, cuentan con nuestro apoyo. Son la base de nuestra respuesta, como también lo son jueces y fiscales. Todos ellos deben contar con los mejores instrumentos legales.

En España hemos revisado nuestro Código Penal en dos ocasiones. Si es necesario, volveremos a hacerlo en el futuro. Los terroristas modifican sus comportamientos, y nosotros debemos hacerlo siempre.

Nunca hay descanso en esta tarea. Por eso es tan importante la unidad. Aparcar las diferencias nos hacen grandes y fuertes contra los asesinos. La unidad provoca la desesperanza de los criminales; y la merecen las víctimas, la quieren los ciudadanos y evita que las sociedades se desestabilicen cuando existen este tipo de ataques.

Por todo ello, quiero reiterar el llamamiento que hizo el ministro de Interior al conjunto de fuerzas políticas que no son firmantes del pacto antiterrorista. La unidad debe ser más que una foto de dolor compartida, debe dotar a los Fuerzas de Seguridad, a los fiscales y a los jueces de los instrumentos necesarios para combatir el terrorismo.

La coordinación policial e institucional y la unidad política se complementan con un tercero, la imprescindible cooperación internacional. Son los instrumentos más eficaces para combatir a los terroristas.

Barcelona es un elemento más en la secuencias de ataques a Europa.
España ha venido haciendo aportaciones a este debate con una filosofía: estamos ante una amenaza global que exige respuesta global.

Hemos vivido momentos de enorme dolor. En esas dificultades, Barcelona, Cataluña y el resto de España han dado lo mejor de sí mismas, con serenidad, aplomo, eficacidad y solidaridad.

La prioridad sigue siendo la atención a las víctimas y recuperar cuanto antes la tranquilidad ciudadana.

Tiempo habrá de analizar con detalles los pormenores de los atentados. Las conclusiones de esta minuciosa investigación judicial nos aportarán datos para mejorar la lucha contra el terrorismo y prevenir nuevos atentados.

Estamos unidos en el dolor y en la voluntad de hacer frente a esta amenaza. No es el momento de pasar página, sino de seguir firmes en la respuesta que merecen las víctimas y el conjunto de la sociedad.

Quiero animar a todo el mundo a participar en la manifestación de Barcelona. Volveremos a dar un mensaje claro de unidad y de repulsa al terrorismo y de amor a la ciudad de Barcelona. Sin duda, más pronto que tarde, Las Ramblas volverán a ser lo que Lorca definió “La calle más alegre del mundo, la calle donde viven juntas a la vez las cuatro estaciones del año, la única calle de la tierra que yo desearía que no se acabara nunca, rica en sonidos, abundante de brisas, hermosa de encuentros, antigua de sangre: Rambla de Barcelona”.

El balance provisional es de 15 personas asesinadas: 13 en Las Ramblas, un joven asesinado en la huida del terrorista y una mujer en Cambrils.

Permanecen ingresadas 27 personas. Están en las mejores manos y confiamos en su plena recuperación.

Con lo que se refiere a la célula terrorista, y con prevención, podemos decir que el núcleo básico ha sido completamente desarticulado en apenas 100 horas. Ello dice mucho de la capacidad y preparación de los Mossos, a quienes junto a los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado quiero felicitar una vez más.

La investigación que dirige la Audiencia Nacional irá desgranando todos los elementos que se encuentran detrás de estos atentados.

La investigación estará centralizada en el CICO (Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado). Esta investigación contará con la eficacia de nuestros agentes y con la cooperación de los países amigos y socios.

Quiero agradecer a todas las personas que se han volcado estos días para atender a las víctimas y desarticular al comando responsable del atentado. A todos, y sin excepción: Mossos, agentes de la Guardia Urbana y Policía Local de tantos pueblos de Cataluña, Policía Nacional, Guardia Civil y los Servicios de Inteligencia, que han colaborado desde el primer minuto de las investigaciones para que llegaran a buen término. Además, a los Servicios Sanitarios y Protección Civil, a los ciudadanos de Barcelona y de toda Cataluña.

Quiero reconocer desde aquí el esfuerzo que han hecho los medios de comunicación para informar al conjunto de la sociedad.

Quiero también hacer un reconocimiento expreso a la Corona y su reacción inmediata ante los hechos. La presencia de los Reyes han permitido trasladar a Barcelona y a toda Cataluña los sentimientos de solidaridad, duelo y cariño de toda España para con los afectados.

Quiero destacar que en la misma tarde del jueves, se activaron todos los protocolos de actuación entre las diferentes Administraciones competentes: investigación de los hechos y atención a las víctimas. Hubo una coordinación fluida y constante, tanto en el nivel de decisión política como en el nivel técnico de responsabilidades policiales.

Luego Rajoy relató cronológicamente las reuniones y actuaciones llevadas a cabo por él mismo y por cada uno de los miembros del Ejecutivo, también los encuentros con miembros de la Generalitat.

Como recordé la misma noche de los atentados, no es la primera vez que sufrimos el ataque del terrorismo, algunos golpes como este, y algunos más terribles. Pero sabemos que a los terroristas se les vence.

Durante más de 13 años nuestras Fuerzas de Seguridad han conseguido evitar atentados de esta naturaleza. Nuestras Fuerzas y Servicios de Inteligencia han detectado y detenido a casi 800 personas, 246 operaciones antiterroristas en España. Eso es un mérito de nuestras Fuerzas de Seguridad que todos debemos reconocer.

Las Fuerzas de Seguridad, todas, sin excepción alguna, cuentan con nuestro apoyo. Son la base de nuestra respuesta, como también lo son jueces y fiscales. Todos ellos deben contar con los mejores instrumentos legales.

En España hemos revisado nuestro Código Penal en dos ocasiones. Si es necesario, volveremos a hacerlo en el futuro. Los terroristas modifican sus comportamientos, y nosotros debemos hacerlo siempre.

Nunca hay descanso en esta tarea. Por eso es tan importante la unidad. Aparcar las diferencias nos hacen grandes y fuertes contra los asesinos. La unidad provoca la desesperanza de los criminales; y la merecen las víctimas, la quieren los ciudadanos y evita que las sociedades se desestabilicen cuando existen este tipo de ataques.

Por todo ello, quiero reiterar el llamamiento que hizo el ministro de Interior al conjunto de fuerzas políticas que no son firmantes del pacto antiterrorista. La unidad debe ser más que una foto de dolor compartida, debe dotar a los Fuerzas de Seguridad, a los fiscales y a los jueces de los instrumentos necesarios para combatir el terrorismo.

La coordinación policial e institucional y la unidad política se complementan con un tercero, la imprescindible cooperación internacional. Son los instrumentos más eficaces para combatir a los terroristas.

Barcelona es un elemento más en la secuencias de ataques a Europa.

España ha venido haciendo aportaciones a este debate con una filosofía: estamos ante una amenaza global que exige respuesta global.

Hemos vivido momentos de enorme dolor. En esas dificultades, Barcelona, Cataluña y el resto de España han dado lo mejor de sí mismas, con serenidad, aplomo, eficacidad y solidaridad.

La prioridad sigue siendo la atención a las víctimas y recuperar cuanto antes la tranquilidad ciudadana.

Tiempo habrá de analizar con detalles los pormenores de los atentados. Las conclusiones de esta minuciosa investigación judicial nos aportarán datos para mejorar la lucha contra el terrorismo y prevenir nuevos atentados.

Estamos unidos en el dolor y en la voluntad de hacer frente a esta amenaza. No es el momento de pasar página, sino de seguir firmes en la respuesta que merecen las víctimas y el conjunto de la sociedad.

Quiero animar a todo el mundo a participar en la manifestación de Barcelona. Volveremos a dar un mensaje claro de unidad y de repulsa al terrorismo y de amor a la ciudad de Barcelona. Sin duda, más pronto que tarde, Las Ramblas volverán a ser lo que Lorca definió “La calle más alegre del mundo, la calle donde viven juntas a la vez las cuatro estaciones del año, la única calle de la tierra que yo desearía que no se acabara nunca, rica en sonidos, abundante de brisas, hermosa de encuentros, antigua de sangre: Rambla de Barcelona”.

Con la tecnología de Blogger.