miércoles, 23 de noviembre de 2022

Valorando como positivo el propiciar el consenso en una política de Estado relacionada con el espacio y la seguridad


Hoy por medio de una intervención virtual participé en la cumbre Space & Defense Industry Sevilla Summit, que se celebra en Sevilla. 

Esta iniciativa, en su tercera edición, ha sido coorganizada por Fibes, y cuenta además con un amplio respaldo del sector privado, con Escribano Mechanical & Engineering como colaborador estratégico; Hispasat, Hisdesat, Indra y GMV en el papel de socios globales; Navantia, SAPA, Tecnobit y GDELS-Santa Bárbara Sistemas como patrocinadores; Lockheed Martin y MBDA España como colaboradores, y Vueling a cargo del transporte oficial. 


Hice una reflexión sobre el consenso para una política de Estado en materia  de espacio, seguridad y defensa, en mi condición de diputado  y  presidente de la Comisión de asuntos Económicos y transformación Digital, una comisión a la que le están encomendadas funciones de impulso y control de la acción del ejecutivo pero, sobre todo, la de legislar en materias económicas. Y entre otras cosas, dije:

 

“Muy recientemente, la comisión de Defensa el 22 de marzo del  presente año,  aprobaba con modificaciones una iniciativa del grupo parlamentario mixto, en concreto  una PNL que defendió el portavoz de “Foro Asturias” pero una amplia mayoría y se tomaban decisiones de instar, desde el Congreso, al gobierno a impulsar la industria de defensa de seguridad aeronáutica y del espacio para que a lo largo de esta legislatura se incrementara la contribución al producto interior bruto nacional para que nos pudiéramos aproximar al de otros países en lo que a inversión de estas industrias se refiere. Y también acordamos estimular la cooperación público-privada para generar un efecto multiplicador de los potenciales de esta industria. 


Se acordaba instar al gobierno a que aprovechásemos mejor los instrumentos financieros y legislativos de la UE que están recogidos en el Fondo Europeo de Defensa, así como fomentar el empleo en la industria de Defensa,  seguridad aeronáutica y espacio y favorecer al desarrollo profesional mediante una formación especializada, especialmente en el ámbito de la ciberseguridad.”

 

“Hay muchas decisiones europeas que se han tomado en este año, quizás yo resaltaría la reciente declaración de Versalles del pasado mes de marzo, en que jefes de Estado y de Gobierno de la UE suscribieron una declaración en pro de una unión más fuerte y capaz en el ámbito de la seguridad y defensa porque ello contribuirá a la seguridad transatlántica y mundial y complementará a la OTAN que sigue siendo el pilar de la defensa colectiva de sus miembros. Y allí se acuerda, aumentar sustancialmente el gasto de defensa dando una parte muy significativa a la inversión, pero centrada sobre todo en las carencias estratégicas que hemos detectado.


También en crear mayores incentivos para estimular las inversiones colaborativas de los  estados miembros en proyectos conjuntos, o para fomentar las necesarias sinergias entre la investigación y la innovación civil de defensa y espaciales a invertir en tecnologías críticas y emergentes y adoptar medidas para reforzar y desarrollar nuestra industria de defensa, especialmente, también las pequeñas y medianas empresas, teniendo en cuenta que hay que protegerse frente a la intensificación el a llamada guerra híbrida reforzando nuestra ciber resiliencia, protegiendo nuestras infraestructuras, luchando contra la desinformación.” 

 

“Les trasladaré algunos mensajes que sé que preocupan las industrias y empresas del sector:

 

En primer lugar, creemos desde el Congreso de los Diputados, con carácter mayoritario, en fomentar la colaboración público- privada. Y entre estos mecanismos para que esto se consiga, potenciar la creación de foros entre la administración General del Estado y la industria de a Defensa y apoyar la internacionalización de la base tecnológica e industrial de la defensa. 

 

Somos bien conocedores del crecimiento y evolución de la industria espacial española y el papel que está teniendo para desarrollar las tecnologías y el empleo de calidad y para contribuir al crecimiento de nuestra economía y la importancia que tiene su participación en los grandes programas internacionales y europeos. Los ciudadanos hoy ya sabemos que cuando hablamos de industrias de espacio, no estamos solo pensando en cohetes a la luna o a Marte, estamos viendo cómo lo que se hace en estas industrias, se aplica luego a las comunicaciones, a la agricultura, al transporte, a la seguridad, a la prevención de catástrofes,  para controlar los efectos del cambio climático y es un orgullo para nuestro país  presumir de tener operadores de satélites de talla mundial, de empresas que hacen integraciones de satélites y de  proveedores de referencia en muchos subsistemas. 

 

Celebramos el establecimiento de la Agencia Espacial Española de la que esperamos que sea capaz de concentrar esfuerzos para coordinar necesidades, para priorizar presupuestos, para desarrollar programas nacionales e internacionales y así maximizar la participación y  utilización de la capacidad de nuestras empresas y su coordinación con la Agencia Espacial Europea, que es el principal motor del sector. 

 

Sabemos que otra de las cuestiones que les preocupan es el tema de los presupuestos públicos y de la financiación de estos sectores. 

En la tramitación de los presupuestos Generales de 2023, el capítulo de defensa supone este año un crecimiento y se llega al 1, 2 % del PIB. El objetivo es llegar a una inversión del 2% en defensa en el año 2029. 


Es un aumento positivo que comparte una gran mayoría de los grupos parlamentarios. Nos parece sensato lo que ustedes están pidiendo: que la inversión en este sector sea estable en el tiempo y que existan mecanismos de seguimiento, control y evaluación de las inversiones. 


nivel internacional hay que hacer un mayor esfuerzo por apoyar a nuestras industrias, así como que nos dotemos de una ley que fije criterios de financiación en materia de defensa.”


Aludiré, también, a la reciente aprobación del perte aeroespacial que consideramos muy conveniente para el desarrollo del sector pero, como en otros pertes derivados de los fondos europeos, advertimos que es fundamental desarrollar una buena gestión y ejecución, no solo licitar, sino gestionar y ejecutar los programas. Y el objetivo es movilizar entre 2021 y 2025, 4.533 millones de los cuales 2.193 vendrían del sector público. Cifras muy importantes para desarrollar los tres pilares: aeronáutico, espacial y transversal.”

 

“La idea clave de la intervención que ustedes me han pedido, es una reflexión sobre el consenso y la planificación de estas políticas, pues  decirles que, estamos de acuerdo en que debemos  procurar y trabajar en aras a buscar espacios de entendimiento entre los grupos políticos mayoritarios para, al menos, estos grandes temas, sacarlos de la disputa partidaria y darle en el ámbito nacional e internacional y europeo una estabilidad. Creo que la realidad internacional en la que vivimos y a la que antes me refería, nos ha hecho ver que somos muy débiles si no estamos unidos en estos temas y que cuanto más nos conjuntemos y estemos de acuerdo, nos irá mucho mejor. “

 

Y finalizo aludiendo a algo que es una realidad: no solo el apoyo desde el sector público se hace desde la administración central y desde órganos de carácter estatal, y por ello que quiero resaltar el papel que están desempeñando las comunidades autónomas en el ámbito de sus competencias en el apoyo del sector aeroespacial y del sector de la defensa”.


“Algunas comunidades autónomas como de la que tengo el honor de ser, que es la Comunidad Autónoma de Galicia, hace años apenas tenían sector aeroespacial, hoy tenemos la realidad del Polo Aeroespacial de Galicia en el que  hace muy pocos días, el 11 de noviembre, por ejemplo, se daba la bienvenida a tres grandes socios empresariales Airbus, Babcock y Telespazio como socios estratégicos y  tecnológicos para movilizar casi 300 millones de euros en cuarenta proyectos que definirán el sector en el futuro. 

 

Y finalizo diciendo que la industria aeroespacial española, la industria de la defensa española existe, es importante, requiere de nuestra atención.  El Congreso de los Diputados tiene mucho interés en escuchar sus aportaciones, en cualquier circunstancia, recibir ideas, recibir quejas, recibir planteamientos para los que seguro que vamos a ser receptivos.”