Aprobado en Consejo de Ministros el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2022, que desde el PP consideramos que nacen muertos y son papel mojado

 

Ayer el Consejo de Ministros aprobó el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2022 que se remitirá al Congreso de los Diputados la próxima semana.

Afirma el Gobierno en una nota referencial que “los Presupuestos persiguen una recuperación justa, para hacer de España un país más productivo, más competitivo y sostenible, garantizando que la mejora económica llega a todas las familias.

El Gobierno ha elaborado los Presupuestos de la recuperación económica porque será en 2022 cuando tanto el Ejecutivo como los organismos internacionales prevén que España recupere los niveles de actividad económica y supere los niveles de empleo previos a la pandemia. Y también son las cuentas de la recuperación justa, puesto que el proyecto de Presupuestos para el próximo ejercicio procura que todos los colectivos sociales cuenten con más recursos y mejores servicios públicos.

Se persigue que los servicios públicos no sólo sean una red de seguridad de la ciudadanía, sino que sean un motor de innovación y crecimiento económico, contribuyendo a la igualdad de oportunidades y a la cohesión social y territorial de nuestro país.

Las cuentas públicas nacen en un contexto en el que las reglas fiscales siguen suspendidas en Europa y en el que existe el consenso de que hay que mantener los estímulos económicos para que la recuperación económica no se trunque.

Con esa filosofía y el mayor techo de gasto de la historia, aunque similar al de 2021 (196.142 millones de euros), se han construido los Presupuestos que, además, se enmarcan en una etapa de fuerte crecimiento de la economía española: el Gobierno prevé que el PIB se expanda a un ritmo del 7% el año que viene, lo que seguirá impulsando la recaudación tributaria tras el rebote que se está registrando ya en este 2021.

El aumento de los ingresos fiscales que se derivará de ese crecimiento económico, junto a la inyección de los fondos europeos, implicará una disponibilidad de recursos que favorecerán la inversión social y productiva.” 

Unos presupuestos fundamentados en premisas falsas, que nacen muertos y son papel mojado

Desde el Partido Popular, consideramos que el proyecto de PGE se fundamenta en dos premisas falsas porque contemplan unos ingresos tributarios que no se están produciendo y recogen una actividad económica que desmienten los organismos oficiales. Nacen muertos porque han sido superados por la realidad.

En los PGE se consolidan todos los hachazos fiscales de este año. Entran en vigor los tramitados a lo largo de este ejercicio, se vuelve a penalizar los planes de pensiones y se incorpora tanto el mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades como el impuesto de matriculación que subirá en enero. Esconden, además, las subidas de impuestos que tienen comprometidos con Bruselas hasta que se presente el informe de expertos el próximo año como los relativos a peajes, diésel y cotizaciones sociales.

Construyen la casa por el tejado del gasto. En apenas tres años, el Gobierno de Sánchez habrá acumulado un déficit cercano a los 300.000 millones de euros; es decir, más del doble de la cantidad que recibirá España de ayudas europeas. Aunque incorporan 27.633 millones en fondos europeos, van a servir de poco si el grado de ejecución es tan bajo como el que llevan en este ejercicio. 

Las reformas económicas del Gobierno en materia energética y de vivienda se resumen en que han acrecentado el problema. A eso la ministra Montero lo denomina una ley preciosa. Poner límite a los alquileres ahoga la oferta y no soluciona los problemas de demanda. Tenemos un Gobierno que defiende a los okupas y ataca a los propietarios.

Hay que apoyar la cultura en origen ayudando a los creadores y bajando impuestos. A toda la cultura, y la tauromaquia lo es. Si no fuera Sánchez podría hasta sorprendernos, pero conociéndole ya no nos escandaliza que anuncie sin sonrojarse medidas para ganarse el voto de los que ejercerán su derecho por primera vez. Los jóvenes lo que quieren es tener oportunidades para trabajar y no ocupar el primer lugar del ranking europeo en desempleo, que es lo que ha conseguido este Gobierno. A Sánchez se le está poniendo cara de Zapatero.

 

 

Con la tecnología de Blogger.