El PIB per cápita de España se situó en 2020 en el 86% de la media de la UE, frente al 91% de 2019, ampliando a 19 desde los 15 puntos del año anterior la brecha respecto del promedio de la zona euro (105%), según Eurostat

 


EUROSTAT acaba de publicar la primera estimación de las paridades de poder adquisitivo (PPA), que permiten calcular el consumo efectivo per cápita, el PIB per cápita y los niveles de precios de consumo comparados en los Estados miembros de la Unión Europea para el año 2020.


La Paridad de Poder Adquisitivo es una unidad monetaria artificial que elimina las diferencias en el nivel de precios entre países, de manera que una unidad de PPA permite adquirir la misma cantidad de bienes y servicios en todos ellos, y se calcula bajo una metodología conjunta de Eurostat y la OCDE.

 

El Consumo Individual Efectivo es una medida de bienestar material de los hogares que mide el volumen de los bienes y servicios realmente consumidos, independientemente de que sean comprados por los mismos individuos o sean provistos por cuenta del Estado o de instituciones sin fines de lucro. Según Eurostat, este indicador se suele considerar más adecuado que el PIB per cápita para comparaciones internacionales de bienestar, ya que no se ve influida por la gran diversidad de sistemas de provisión (público, privado o mixto) de servicios como la educación o la sanidad.


Los principales resultados de ambos indicadores son los siguientes:


El PIB per cápita de España en 2020 se sitúa en el 86% de la media de la UE, cinco puntos porcentuales menos que en 2018 y 2019.

 

El Consumo efectivo per cápita estimado de España en 2020 se sitúa en el 87% de la media de la UE, frente al 90% y al 91% de 2019 y 2018 respectivamente.

 

Con la tecnología de Blogger.