La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico cumple sesenta años


Hoy en París los líderes de la  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) conmemoran  el sexagésimo aniversario de la firma de la Convención de la OCDE, inaugurando una serie de eventos en unión con partes interesadas clave. 

Al examinar la historia de la OCDE, incidiendo en las transformaciones de la última década, los líderes y participantes reflexionarán sobre la situación económica, social y medioambiental a escala mundial en el particular contexto de la crisis pandémica y su superación, y abordarán los retos y las oportunidades que plantea el multilateralismo, así como el papel que actualmente desempeña la Organización.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico es un Organismo Internacional de carácter intergubernamental del que forman parte 37 países miembros. La OCDE fue creada en 1960 con sede en París, para dar continuidad y consolidar el trabajo realizado por la antigua Organización Europea de Cooperación Económica (OECE) que se había constituido para canalizar la implementación del Plan Marshall. La OCDE sustituyó a ésta en la tarea de impulsar la reconstrucción y el desarrollo en el continente tras la Segunda Guerra Mundial. 

Los objetivos que se marcaron entonces siguen aún vigentes (Artículo 1 de la Convención de la OCDE de 1960): 

  • Lograr la máxima expansión posible de la economía y del empleo y aumentar el nivel de vida en los países miembros, manteniendo la estabilidad financiera y contribuyendo así al desarrollo de la economía mundial. 
  • Contribuir a una sana expansión económica de los países miembros y en los países no miembros en vías de desarrollo. 
  • Contribuir a la expansión del comercio mundial sobre una base multilateral y no discriminatoria conforme a las obligaciones internacionales. 

El trabajo de la OCDE se centra, por tanto, en el análisis del Desarrollo Económico y Social, así como de todas las políticas sectoriales que influyen en él.  De ahí que su ámbito de actividad abarque no sólo el estudio y seguimiento de la situación económica y de las políticas económicas que se aplican en los diferentes países, sino también las cuestiones sociales, medioambientales, energía, educación, economía de la salud, actividades industriales y de servicios, comercio, ayuda al desarrollo, etc. 

Desde un punto de vista práctico, los trabajos que realiza la OCDE se materializan en informes y recomendaciones de utilidad para las Administraciones Públicas y los Gobiernos de los Estados miembros, así como para un gran número de Estados no miembros que siguen con interés el trabajo de esta Institución.


Con la tecnología de Blogger.