El Pleno aprueba el acuerdo del Gobierno por el que se solicita superar el volumen de deuda pública

Asisto hoy al Pleno del Congreso  que aprobó con 208 votos a favor, 1 en contra y 138 abstenciones el acuerdo del Consejo de Ministros de 6 de octubre de 2020 por el que se solicita del Congreso de los Diputados la apreciación de que España está sufriendo una pandemia, lo que supone una situación de emergencia extraordinaria, con el fin de aplicar la previsión constitucional que permite en estos casos superar límites de déficit estructural y de volumen de deuda pública, en el que se incluye el límite máximo de gasto no financiero del Estado en 2021, que se fija en 196.097 millones de euros.

La sesión comenzó a las 16,00 horas, con la presentación de la comunicación por parte de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. A continuación, tomaron la palabra los representantes de los grupos parlamentarios de mayor a menor para fijar posiciones por un tiempo de 7 minutos, cerrando el Grupo Parlamentario Socialista. Finalmente, se votó la solicitud, que requirió de la mayoría absoluta de los miembros de la Cámara para su aprobación, de acuerdo con lo previsto en los artículos 135.4 de la Constitución y 11.3 de la Ley Orgánica 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

La posición del GPP, fue de abstención y la defendió la diputada Elvira Rodríguez.

En su intervención argumentó que “esto de hoy no es una excepción, es otro ejemplo más de como hacen las cosas; si algo no les viene bien se lo saltan sin pensar en el daño que puedan hacer”. “Están jugando a un juego muy peligroso con los pilares básicos de cualquier país democrático y moderno. No todo vale para conseguir sus fines”, añadió.

“Es un ejemplo más, como el cambio de las reglas de juego en el CGPJ o el escándalo de la Ley de Educación. Tres pilares esenciales, situación fiscal, Justicia y Educación, para la buena marcha de nuestro país, para nuestro futuro y reputación, fuera de nuestras fronteras”.

Explicó que hoy nos traen aquí a votar si apreciamos que España está en una situación económica “muy grave con un efecto profundo sobre las Cuentas de las Administraciones Públicas”. “Sólo esto y nada más que esto”, añadió.

Apuntó que, aunque la UE haya aplicado la Cláusula de Salvaguarda por la que no va a poner en marcha los mecanismos por incumplimiento del Pacto de Estabilidad, “la situación de España puede ser insostenible.

Ustedes han entendido que, apoyándose en la Cláusula de salvaguarda y con este sainete de hoy, pueden saltarse a la torera todo el procedimiento establecido en el artículo 15 de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera (LEPSF)”, enfatizó.

Aseguró que el Gobierno se apoya en la Cláusula de salvaguarda para saltarse a la torera todo el procedimiento establecido en el artículo 15 de la LEPSF.

Denunció que, a cuenta de esa excusa, “no se van a determinar objetivos de estabilidad; no se van a evacuar los informes preceptivos del CPFyF y  la CNAL; no va a haber informe europeo ni informe del Banco de España sobre sus previsiones” y, lo que es más grave, le hurtan a esta Cámara y al Senado su derecho a debatir y a votar el objetivo de déficit y deuda para 2021 y para los años siguientes”.

“Este planteamiento, señores del Gobierno, es lo que les va a permitir hacer lo que les venga en gana sin ningún debate y sin correr el riesgo de las votaciones: incrementar los gastos sin ningún tipo de control”, destacó.

“Hurtan a esta Cámara y al Senado su derecho a debatir y a votar el objetivo de déficit y deuda para 2021 y para los años siguientes”.

Lamentó que “estamos en una situación fiscal catastrófica, pero no sólo por los efectos de los estabilizadores automáticos y por las medidas de apoyo, sino también por decisiones voluntarias del Gobierno que han incrementado nuestro déficit estructural en una prueba de su irresponsabilidad fiscal”.

Destacó que nuestro “nuestro endeudamiento es más que preocupante” y no se ve un “horizonte cercano de estabilidad para nuestras cuentas públicas”. “Si no se aprovecha esta situación para volver a la ortodoxia fiscal habremos perdido un tiempo precioso y en breve plazo habremos de tomar medidas muy dolorosas”, subrayó.

Argumentó que “nos están pidiendo su apoyo para una cuestión que en si misma resulta difícil de explicar. ¿De verdad creen ustedes que el legislador constitucional pretendía que nos reuniéramos aquí exclusivamente para determinar que por causas exógenas estábamos en recesión?”

“Subir los impuestos en sentido contrario a lo que están haciendo los países de nuestro entorno y sin ningún contraste de impacto en relación con el crecimiento y la creación de empleo en España, sólo con objetivos recaudatorios cargados de ideología”


 


Con la tecnología de Blogger.