Rexeitamos a decisión de RENFE de pechar a venda de billetes nas estacións da Rúa e do Barco de Valdeorras


Desde hai moitos meses estamos manifestando a preocupación pola evolución dos servizos ferroviarios que afectan a Galicia e singularmente a Ourense.

Ademáis das iniciativas parlamentarias presentadas, hai decenas de escritos remitidos pola XUNTA a Renfe e ao Ministerio denunciando o desmantelamento dos servizos e reclamando a súa restitución. Escritos aos que desde os organismos estatais, cando se responderon, foi con evasivas ou con silencios.

Lonxe de atender as nosas demandas, a situación agrávase. Onte coñecemos a intención de Renfe de pechar a venda de billetes nas estacións da Rúa e do Barco de Valdeorras.

En relación con este tema escribe hoy en el diario La Región, el periodista Jose Cruz que titula: ”Renfe anuncia el cierre de taquillas en O Barco y A Rúa” y que subtitula “Las fuerzas políticas y sindicales valdeorresas rechazan la decisión y piden que sea reconsiderada”

Y dice: “ No soplan buenos vientos para el transporte público valdeorrés. Si la oferta de autobuses y trenes para desplazarse fuera de la comarca es muy deficiente, a esta precariedad se le suma el cierre de las taquillas en las estaciones de O Barco de Valdeorras y A Rúa. En un principio, representantes de distintas fuerzas políticas -PP, PSOE y BNG- mostraron su rechazo, al igual que la central CIG.

La empresa Renfe anunció ayer que el contrato de tres meses, suscrito con la empresa Eupraxia, "vence mañana, 30 de septiembre". En una escueta nota informativa, añade: "Respecto al servicio de atención presencial previsto, se irá valorando en función de la recuperación de la demanda. En ambas estaciones hay máquinas de autoventa instaladas".

Así las cosas, las taquillas de las estaciones valdeorresas cerrarán mañana, mientras continuarán abiertas las de Astorga, Guillarei, O Carballiño, Puebla de Sanabria, Ribadavia o Sarria, entre otras.

Funcionarán, como mínimo, hasta el 27 de enero de 2021, según el Boletín Oficial del Estado del 5 de marzo. Valdeorras, a su vez, perderá un servicio que no se limita a la venta de billetes, pues también es informativo.”

Y recoge varias opiniones, entre ellas la mía:

“Nada más conocer la decisión de Renfe, el diputado popular Celso Delgado subrayó que "la comarca ya está castigada por la reducción de servicios. No es solo la venta de billetes, es la atención al público. Se pone en cuestión el servicio ferroviario y voy a pedir que se rectifique y se mantengan los servicios".

El senador socialista Miguel Bautista explicó que había solicitado una entrevista con el presidente de Renfe para plantear la necesidad de recuperar los servicios de trenes suspendidos durante la pandemia. Una vez conocido el cierre de las taquillas, aprovechará la cita para reclamar su apertura. "Que nos dé una explicación", dijo.

La diputada autonómica del BNG María González Albert también anunció que los nacionalistas llevarán la decisión al Parlamento gallego y al Congreso. Dirigió sus críticas contra el PP, por intentar cerrar las taquillas hace cinco años, y contra el PSOE. "As estacións foron un motor de desenvolvemento económico en A Rúa e O Barco" y aludió a la avanzada edad media de muchos usuarios para criticar el "abandono do transporte, tanto por estrada como por ferrocarril".
 
Con la tecnología de Blogger.