Casado: "Pensemos en grande y miremos lejos, porque más pronto que tarde nos encargarán de nuevo recuperar el progreso y el futuro de España"


Asisto esta mañana en Madrid a la Junta Directiva Nacional del PP en la que lo más importante fue el discurso del presidente Pablo Casado.

Comenzó agradeciendo a todos el trabajo realizado en estas sucesivas campañas electorales, “que nos ha permitido recuperar gran parte de nuestro apoyo electoral, y gobernar para 21 millones de ciudadanos en las autonomías (8 millones más que hace 4 años), 12 millones en las entidades locales (casi 3 millones más que hace 4 años) y gestionar las economías de más de la mitad del PIB español.”

Dijo que “arrancamos un tiempo nuevo, coincidiendo con la formación del gobierno más radical de la historia de nuestra democracia, que nos convierte en la única alternativa de Estado para defender el orden constitucional y el sistema político de la Transición. Nuestra primera responsabilidad, por tanto, es liderar la oposición, no sólo frente al nuevo ejecutivo de coalición con la extrema izquierda, sino también frente a las fuerzas disolventes del nacionalismo separatista y batasuno que le apoyan.”

Advirtió de que si la Fiscalía no hace nada de oficio frente a la desobediencia de Torra, el PP “no se quedará de brazos cruzados” y presentará una denuncia por un delito de usurpación de funciones públicas.

Reveló que el PP registrará mañana en el Congreso una propuesta de modificación urgente de la Ley Electoral para que los prófugos de la Justicia no puedan ser elegibles y evitar así que Puigdemont se presente a las elecciones catalanas

Explicó que esto no son “zancadillas o artimañas legales, como llegó a decir Sánchez en el Congreso”, sino que “es el Estado de Derecho que no puede supeditarse a ninguna mesa de negociación política”

Denunció que este fin de semana Unidas Podemos, “partido del vicepresidente Iglesias”, se manifestó pidiendo el acercamiento de los presos de ETA

Casado se marcó como reto construir una alternativa política “liderando la reagrupación de los constitucionalistas”, convirtiendo a su partido en la “gran plaza mayor de la España constitucional”, y “cobijando” a los socialdemócratas que comparten la defensa de la libertad e igualdad

Alertó del retrato de la “derecha crispadora” y del “dóberman” que pretende usar la izquierda contra el PP para encubrir su propia deriva radical. “Nosotros no nos vamos a arredrar ante ese ruido”, señala Casado quien acusa a Sánchez de presidir el gobierno “más ultra” de nuestra historia.
Advirtió de que no va a liderar un PP ni desestabilizador ni bronco, pero tampoco uno “ingenuo ni incauto” porque las consecuencias “las pagarían los españoles”. “Voy a defender un PP firme y en su sitio, un PP centrado en las cuestiones esenciales para España, un PP propositivo y realista”, subrayó.

“No nos vamos a meter en ninguna habitación del pánico ni en ninguna trinchera. Vamos a contar lo que pasa pero sobre todo vamos a decir lo que queremos que pase”

Pidió salir “a la conquista de una nueva mayoría social” reivindicando los aciertos del PP allí donde gobierna y contraponiéndolos a los errores de Sánchez

Apostó por fortalecer al PP como “un partido abierto de par en par a la sociedad, de guardia permanente y  al servicio de todos”, y asegura que no se rendirá ante “este Gobierno radical”

“El gobierno, y sus antenas, pretenden encubrir su propia deriva radical diciendo que no es que él se haya movido a la extrema izquierda sino que nosotros nos movemos hacia la derecha”

Subrayó que el PP nunca va a contribuir “a la espiral de división y de enfrentamientos que una vez más la izquierda quiere desencadenar”. “Nos vamos a oponer a ella y la vamos a denunciar con la intensidad que en cada momento se necesite”, añadió

Considera que este es un debate falso y subraya que el PP es un partido nacional unido y no “una federación asimétrica como nuestros adversarios”. “Ahora que irrumpe de nuevo un empobrecedor cantonalismo, quiero reivindicar que si no se salva lo de todos, nadie salvará lo suyo”, enfatiza

Reivindicó un único Partido Popular y niega la división entre duros y blandos, radicalidad y moderación, y entre halcones y palomas. “Menos PP conduce a una peor España”, agrega

“No tenemos vocación de minoría indomable, tenemos ambición de mayoría imbatible. La política no consiste en gritar muy fuerte sino en llegar muy lejos haciendo mucho”.
Anunció que el PP pone en marcha la Agenda para una Nueva Mayoría para “buscar la colaboración activa de la sociedad civil”


Finalizó diciendo: “España y el Partido Popular iniciamos una etapa distinta de nuestra historia. Una etapa en que se reclama de todos nosotros el máximo compromiso personal, el máximo sacrificio y el máximo esfuerzo.

Solo si trabajamos unidos y si avanzamos decididamente al encuentro de la sociedad española podremos tener el éxito que buscamos y que España necesita.

Como decía Ortega, solo cabe progresar cuando se piensa en grande, solo es posible avanzar cuando se mira lejos.

Pensemos en grande y miremos lejos, porque más pronto que tarde nos encargarán de nuevo recuperar el progreso y el futuro de España.”



Con la tecnología de Blogger.