Interesante reportaje en el periódico“El Correo Gallego “ titulado : “Eternas pruebas de homologación en el tramo desde Zamora a Pedralba”

Hoy el diario “El Correo Gallego“ publica una información del muy buen periodista y especialista en temas ferrroviarios, Alberto Martinez que titula:

 “Eternas pruebas de homologación en el tramo desde Zamora a Pedralba” y subtitula “ 

Y que subtitula “ En el trazado de Antequera a Granada, la referencia más cercana, se necesitaron 18 meses. Estaba previsto que a final de año se abriera la nueva vía hasta Sanabria, pero las exigentes verificaciones lo pueden retrasar”

Por su interés lo reproduzco íntegramente:

La larga espera por las mejoras de la conexión ferroviaria entre Galicia y Madrid sigue su curso, y aún falta para que sea realidad. Las pruebas, obras o procesos administrativos para poner en servicio nuevos tramos de la línea de alta velocidad continúan y, si bien se observan avances y buena actividad, se tardarán bastantes meses para que el ciudadano perciba que los trenes tardan menos tiempo de las ciudades gallegas a la capital del Estado. En una serie de reportajes, tras visitar EL CORREO GALLEGO días atrás la mayor parte de los lugares donde se construye la infraestructura, aportaremos los apuntes tomados sobre su estado actual.

En este primer capítulo, nos referimos al tramo entre Zamora y Pedralba de la Pradería de 110,5 km, el más próximo a entrar en servicio. A pesar de que operarios de las contratas del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) están con los retoques del cableado correspondiente a las instalaciones del telemando de energía, las señalizaciones, y los controles de tráfico y seguridad Ertms y Asfa Digital, así como las comunicaciones, esto depende ahora de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF), organismo que debe autorizar su apertura al tráfico comercial.

La fecha prevista se situaba a finales de este año, pero si tomamos como referencia los 18 meses de pruebas del tramo Antequera-Granada, que hace casi dos meses fue puesto en servicio, ello puede apuntar a que habrá que esperar al cambio de horarios del verano del año 2020, que se produce en el segundo sábado de junio.

La homologación entre la capital de la provincia zamorana y la comarca de Sanabria comenzó a finales de enero, con la comprobación de la alineación geométrica de los carrilles de la vía instalada, y posteriormente se realizaron las necesarias pruebas de carga para analizar las resistencia en los diversos viaductos con trenes llenos de balasto, tanto fijos como en movimiento, antes de poner en tensión la catenaria.

ÚLTIMOS AVANCES. 

Posteriormente se realizaron otras verificaciones, como las que le respondió días atrás el Gobierno a los diputados populares ourensanos Celso Delgado Arce y Ana Belén Vázquez Blanco, tras su pregunta parlamentaria. "En relación con el asunto interesado señalar qué se realizaron las primeras pruebas de vía y electrificación así como los correspondientes trabajos correctivos tras las mismas. Por tanto, están haciéndose en la actualidad nuevas comprobaciones para verificar la idoneidad de las modificaciones realizadas. En paralelo, también se iniciaron las pruebas de instalaciones de seguridad", fue la respuesta.

Pero el largo trabajo de verificación seguirá, porque hasta final de noviembre hay un contrato en marcha para el perfilado y amolado del carril en todo el trayecto. Y previsiblemente en esa fecha tendrá lugar la conexión de la catenaria en la estación de Zamora. Ésta depende de dos subestaciones de tracción eléctrica: Tábara en el lado hacia el noroeste -donde en Sanabria se ubica otra, la de Arbillera a la par de la de Red Eléctrica de España- y Valdecarretas (Toro) hacia el contrario.

Por otra parte, se espera que entonces también se concluya la estación de Otero de Sanabria. Hoy en día prácticamente tiene todo el armazón metálico aunque falta la cubrición de los andenes y la terminación del edificio de pasajeros así como la glorieta de conexión del acceso a la carretera N-525. La previsión de su terminación se estima para el otoño.

Si el año comenzó con la comprobación de la vía con una unidad técnica convencional que calibraba el estado del montaje previo de la misma, y a mediados (en junio) fue el auscultador BT-02 el que realizó la comprobación de las correcciones realizadas, será en las últimas semanas del mismo cuando el otro tren laboratorio del Adif, el Séneca, el que efectúe no solo la verificación del perfilado de los carriles sino a la vez la instalación de la catenaria y su flujo de energía. A partir de ahí, la toma de datos será determinante para decidir si todo esta apto o precisa un retoque final.

Lobeznos, donde el nuevo cambiador ya está a punto

La superestructura de este nuevo tramo se encuentra totalmente concluida, aunque se sigue con los retoques. Comienza en la estación de Zamora, donde en el inicio del trazado los trenes de alta velocidad circularán por una vía de triple carril que se duplicará 8 km después en La Hiniesta, tras separarse de la línea convencional. Concluye cerca del cambiador de anchos de Lobeznos (P­edralba de la Pradería) en la comarca de Sanabria,

Hay que precisar que a este último punto no llega la catenaría, lo que hace suponer que, mientras no se concluya la línea hasta Ourense, los actuales trenes S-730, que seguirán cubriendo los enlaces Galicia-Madrid, cambiarán del modo eléctrico al diésel, o viceversa, en la nueva estación de Sanabria, distante unos 8,5 km hacia el este.
La entrada en servicio de este tramo acortará de 35 a 52 minutos el viaje de¡la urbes gallegas a la capital de España, dependiendo del sistema de control activo, el Asfa Digital (limitado a 200 km/hora) o el ERTMS.” 



Con la tecnología de Blogger.