Debate con el Ministro de Fomento sobre el AVE entre Requejo y Ourense




Hoy intervine en un debate en la Comisión de Fomento del Congreso en la comparecencia del ministro, para hablar fundamentalmente del AVE desde Requejo (Zamora) a Ourense, aunque también abordamos otros ejes ferroviarios.

Estas han sido mis palabras en esa Comisión:

PRIMERA INTERVENCIÓN:

“ Señor ministro, comparece usted por segunda vez para hablar de la alta velocidad de una manera global en esta legislatura desde que es ministro y eso es desde que usted quiso comparecer aquí en mayo del año 2009. Hoy lo hace en esta Comisión respondiendo a la petición que hizo el Grupo Parlamentario Popular a raíz de las decisiones que tomó en el Consejo de Ministros de 8 de abril de 2011, y la celebramos realmente muy tardíamente. Recuerdo la comparecencia del 26 de mayo. Entonces le felicitaba, le deseaba una buena gestión en beneficio de España y de Galicia y le recordaba que usted no era un advenedizo en política, que tenía una larga trayectoria en el Partido Socialista y de apoyo al Gobierno del señor Rodríguez Zapatero.

A usted no le gustó nada que le recordara en aquel momento su trayectoria y su apoyo a los proyectos de alta velocidad en Galicia, que habían sido un auténtico fiasco, porque ni el plazo de 2009 comprometido se cumplía ni se podía cumplir el plazo del año 2012, pero en aquel momento tuvo la sinceridad de reconocer que se había producido una huída hacia delante y que estaban vendiendo plazos desde hacía mucho tiempo que sabían que no podían cumplir. En cualquier caso, terminamos aquella comparecencia celebrando que hubiera un espíritu de colaboración institucional, de diálogo y constructivo y los hechos, afortunadamente, fueron en esa dirección, porque pocos meses después, en concreto en julio de 2009, el presidente de la Xunta y usted mismo firmaban el protocolo para el desarrollo de la red ferroviaria de alta velocidad en Galicia, que dimos todos en llamar el Pacto del Obradoiro, para acelerar los proyectos, para impulsarlos definitivamente y para intentar resolver los problemas por caminos de mutua lealtad, diálogo, entendimiento y concertación. Allí pactamos unos objetivos en el entorno del 2015 para la conexión con Madrid y otros plazos para los otros corredores y definimos una comisión de seguimiento para evaluar la planificación, el grado de licitación y la ejecución presupuestaria.

Señor ministro, en el año 2009 el Pacto del Obradoiro se cumplió y el Partido Popular y el Gobierno de la Xunta de Galicia así lo reconocieron y lo reconocen hoy también. Y comenzó el año 2010. En 2010, usted y el presidente Zapatero presentaron el 7 de abril el plan extraordinario de infraestructuras, que iba a anticipar licitaciones a 2010 y 2011 por un valor de 17.000 millones de euros y que iba a ser equivalente al 1,7 por ciento del PIB, basado en un modelo concesional de veinticinco a treinta años, que no iba a repercutir en las cuentas públicas porque se aplazaba a 2014 y era una fórmula beneficiosa y necesaria. Después dijo que las licitaciones se iban a producir en el segundo semestre de 2010. En noviembre, en el Senado, dijo que estaba movilizando fondos de inversión para conseguir que las inversiones no quedasen bloqueadas.

En noviembre de 2010 se aprobaron, por fin, los proyectos del tramo Lubián-Ourense, los 62,6 kilómetros que estaban pendientes, pero concluye el año 2010 y de los 3.362 millones de euros pactados en el Pacto del Obradoiro, que usted iba a licitar antes del 31 de diciembre, usted estaba licitando 73,73 millones, el 2,2 por ciento, llegaron a 196 millones a 31 de diciembre finalmente. Por tanto, el incumplimiento del Pacto del Obradoiro de 2010 fue palmario, un año perdido en licitaciones como lo fueron 2005, 2006, 2007 y 2008. Afortunadamente el 13 de diciembre usted se reúne con el presidente de la Xunta de Galicia y es entonces cuando le dice: No os preocupéis, voy a blindar el AVE y voy a hacerlo de tal manera que voy a garantizar su llegada en el año 2005.

Entonces habla de las bondades de la financiación público-privada y nos dice usted que va a licitar el montaje, la plataforma, las instalaciones, las telecomunicaciones y todo con cargo a un proyecto de colaboración público-privado por importe de 6.500 millones de euros. Usted reúne a los empresarios de la construcción el 22 de diciembre y les plantea incluso un cronograma con este escenario y la Xunta de Galicia con el espíritu de lealtad que le lleva demostrando le dijo: Adelante, confiamos en usted. Sabemos de las dificultades del momento. Vamos adelante. Y llegamos al mes de marzo y el mes de marzo no se produce todavía esa licitación. Usted dice que hay que esperar hasta abril y no hay problema en esperar hasta abril. ¿Y qué nos ofrece el Consejo de Ministros de 8 de abril de 2011? Nos ofrece que ya no hay macrolicitación de 6.500 millones de euros. Nos dice que hay 2.332,7 millones de colaboración con empresas privadas, un plan de colaboración público-privado al que luego me referiré, si es que tengo tiempo, y 3.046 millones que van a licitarse de plataforma por vía presupuestaria. Es decir, toda la plataforma va por vía presupuestaria, que es lo primero que hay que hacer en una obra pública, como todo el mundo se imagina y conoce.

Además nos dice: Las licitaciones las voy a llevar al 2011, al 2012 y al 2014 y las voy a hacer en un total de 27 contratos. Además, de todo esto nos enteramos obviamente por la reseña del Consejo de Ministros, lo cual motiva que, como es lógico y normal, se tengan que ver pocos días después en Madrid el señor Morlán y el señor conselleiro de la Xunta de Galicia para conocer el sistema nuevo. Tras el sistema nuevo, la Xunta de Galicia dice: Yo voy a tener que estudiar este sistema que usted me propone y los nuevos contratos que usted me propone porque a mí no me salen las cuentas de que con esto se pueda cumplir el objetivo del plazo de 2005. La Xunta de Galicia encarga a sus técnicos, que saben tanto o igual o parecido a los de ADIF -no tienen la exclusiva los de ADIF del conocimiento en la materia-, que analicen ese cronograma.

La respuesta que la Xunta de Galicia explicita el 3 de mayo es que reduciendo al mínimo los plazos de trabajos pendientes, que siendo ágiles en los procedimientos administrativos, que considerando los rendimientos estándar extraordinarios, que empleando hasta nueve máquinas tuneladoras simultáneamente y que no se produjeran grandes incidencias que atrasen la ejecución de los trabajos, nos vamos a una demora mínima de tres años; nos vamos al año 2018, primer semestre. No solo lo dice la Xunta de Galicia, es que lo dicen los cualificados técnicos que en libertad opinaron sobre esta materia que concluían en que los estudios de la Xunta de Galicia eran correctos.

¿Qué pasa desde que ustedes deciden este sistema? Que han empezado a licitar los contratos. Hasta la fecha han licitado siete contratos de plataforma. Estoy hablando de las licitaciones de plataforma entre Requejo y Ourense, siete contratos, 664 millones, que es el 22 por ciento de 3.046 millones. En el día que estamos hablando quedan por licitar el 78 por ciento del importe de los contratos, 2.381,77 -estoy hablando de plataforma y de ADIF- y quedan por adjudicar todos, el cien por cien, 3.046 millones.

Usted había dicho en alguna ocasión: Dejaré adjudicado todo el AVE gallego en el año 2011 y, claro, cuando a usted se le piden explicaciones, y se le pide que se convoque una comisión de seguimiento del Pacto del Obradoiro, usted responde que no, que usted no se tiene que reunir con nadie y que, si quieren, que se enteren a través de los mítines, de los medios de comunicación o de sus abundantes y prolijas notas de prensa, pero le recuerdo que la comisión de seguimiento está para evaluar la planificación, el grado de licitación y la ejecución presupuestaria.

Es evidente, señor ministro, que nosotros tenemos muchos motivos para desconfiar de su capacidad inversora y presupuestaria. Le voy a decir por qué. Primero, porque la situación económico-presupuestaria es realmente deficiente en España. Son ustedes los que han traído una reforma constitucional para controlar el déficit público. Son ustedes los que han hecho primero una reforma del plan de estabilidad, luego en julio del año pasado vino usted aquí a plantear recortes… Es constante y continua la apelación a la situación de ahogo financiero en la que se encuentra España, pero ustedes no han tenido un nivel de ejecución presupuestaria que se corresponda con las cifras que manejan y de las que nos hablan.

Le pongo tres ejemplos muy rápidos. Lubián-Ourense: presupuesto del año 2010 en la provincia de Ourense, 36 millones de euros; respuesta del Gobierno en el mes de julio -seis meses después-: Solo fuimos capaces de gastar 3.235.000 euros. Era un presupuesto que había hecho usted. No era el presupuesto de doña Magdalena del año anterior, del que de 250 millones solamente había sido capaz de gastar 2 millones. En dos años en Lubián-Ourense dejaron sin gastar 280 millones de euros. Lo mismo pasó con el presupuesto del año 2010 del AVE Ourense-Santiago. Todos imaginábamos que si estaba tan avanzado se tendría que gastar todo el presupuesto. De los 280 millones de euros presupuestados solo gastaron 91. Dejaron sin gastar 188 millones, el 67 por ciento. Y así suma y sigue.

Una cosa es licitar, otra cosa es adjudicar y otra cosa es ejecutar la inversión. Aquí en esta Casa lo sabemos y sus cifras en ese sentido son realmente muy pobres. Si usted tiene un problema de ejecución presupuestaria y de capacidad financiera, dígalo; y dígalo en la reunión del Pacto del Obradoiro. Siéntese y diga que hay un escenario económico diferente, que necesita reajustar los plazos presupuestarios y redefinir las inversiones y que no puede llevar a los plazos que menciona como posibles.

Respecto al plan de colaboración público-privado, señor ministro, tengo que decir que la colaboración público-privada que usted saca por 2.332 millones es un sistema claramente discutible. Parecen necesarias las inversiones de ese plan pero en un momento diferente al que se plantea, dado el escaso avance que tienen los tramos con plataforma finalizada o en fase de finalización. Realmente en algunos tramos no se va a poder instalar la vía hasta el año que viene, como en el tramo Olmedo-Zamora. Y el resto de las actuaciones exigen necesariamente tener primero la infraestructura montada.

No existe ningún incumplimiento en el tramo Lubián-Cerredelo en relación con la declaración de impacto ambiental. El 28 de enero de 2010 la Dirección General de Conservación de la Naturaleza respondió a la consulta que se realizó desde el ministerio y a partir de ahí, a través de diversas reuniones que se realizaron rápidamente, quedaron evacuados los trámites en junio de 2010. Tengo aquí todo el expediente que yo también estoy en condiciones de enseñar y exhibir a todo el que lo quiera.

AVE Ourense-Santiago. Lo va a inaugurar usted como ministro en funciones, pero le recuerdo que esta línea fue iniciada por el Partido Popular. Cuando llegó al Gobierno el Partido Socialista y la doña Magdalena Álvarez estaban adjudicados diez de los doce subtramos en los que se divide y dos licitados pendientes de adjudicar. Nos alegramos de esa inauguración, pero lo sentimos como una obra colectiva en la que ha participado el Gobierno del Partido Popular, el Gobierno del Partido Socialista, usted como ministro y también el señor Arias Salgado, el señor Álvarez-Cascos y doña Magdalena Álvarez. A usted, que tiene por costumbre arrobarse personalmente todo lo que pasa en Galicia y fuera de Galicia, le tengo que decir que más modestia y más sentido de Estado y colaboración. "

RÉPLICA

"Vivimos en democracia; usted, señor ministro, no reparte derechos ni reparte amores a la tierra ni dice lo que tenemos o no tenemos que decir y cómo tenemos que actuar. Ya somos mayorcitos y nos defendemos solos, eso lo primero.

Si quiere hablamos de hemerotecas. Usted incumplió el acuerdo del Congreso de los Diputados de 22 de junio de 2004 que establecía Lubián-Ourense en 2009. Usted proclamaba y defendía a doña Magdalena Álvarez en hemerotecas en el año 2005 avalando los plazos que ella sostenía.

Usted mismo, todavía hoy en la web del Partido Socialista -se ve aquí a Rubalcaba y el logo del Partido Socialista- hay una entrevista colgada por usted de El Correo Gallego, en concreto de febrero de 2008, en la que usted afirma literalmente: “Lo vamos a cumplir, se lo digo honestamente. Estoy deseando que llegue 2012. Habrá tren de alta velocidad a Galicia”. Esto lo decía usted. Fíjese su palabra cuánto vale. Usted forma parte del Partido Socialista que divulgaba con estos folletos -aunque se vea a su jefe, al presidente Zapatero- diciendo que llega en 2012.

Y cuando yo le sacaba los datos de 36 millones presupuestados y 3.200.000 ejecutados estoy sacando no una respuesta demagógica e inventada, estoy sacando la respuesta que su Gobierno me da firmada seis meses después y que evidencia un presupuesto que usted hizo y que era técnicamente posible gastar. Porque usted tenía los 22 kilómetros que había licitado ya en diciembre de 2009 en condiciones de poder gastar. La explicación es que esas obras se demoraron porque no fueron ustedes capaces de sacarlas adelante, porque no tenían las expropiaciones culminadas, porque el acta de replanteo le llevó hasta junio de 2011 en algunos casos.

¿Y con todos estos antecedentes usted pretende que nosotros tengamos confianza en la capacidad gestora de usted? Pues no la tenemos. Pero en cualquier caso le reconvengo a que convoque la reunión de la comisión de seguimiento del Pacto del Obradoiro y diga usted de una vez por todas la verdad a los gallegos. Porque usted salió el otro día, en mayo del año pasado, dando un titular de 2009: “El Gobierno reconoce que desde hace seis años sabía que el AVE no llegaría a Galicia en 2012”. Pues hoy usted puede evitar que salga de aquí un nuevo titular que diga que usted sabía desde hace años que era imposible, con el escenario presupuestario, con el escenario técnico, con el escenario de licitaciones que usted ha planteado, que llegue el AVE en 2015. Creo que esas huidas hacia delante no conducen a nada y que lo serio y responsable sería volver al sentido común y reunirse con la Xunta de Galicia.”

Con la tecnología de Blogger.